El plan industrial de Nissan para su factoría de Ávila contempla una inversión de 170 millones de euros y la reducción de la plantilla hasta 500 efectivos, lo que supondría eliminar unos 150 puestos de trabajo, informó hoy MCA-UGT. La dirección y los sindicatos de la factoría abulense retomaron hoy las negociaciones sobre el programa industrial planteado por la compañía y sobre el convenio colectivo, con el objetivo de alcanzar un acuerdo antes del próximo 5 de mayo.