Se acusaba al Gobierno de Obama de no facilitar los detalles sobre el plan de rescate bancario y en concreto sobre la adquisición de activos tóxicos por parte del Ejecutivo. Ahí radicaba, según los expertos, uno de los escollos por los cuales no llegaba la recuperación al mercado. Hoy es el día. Wall Street celebra con subidas el plan que justo antes del toque de campana explicaba el Secretario del Tesoro Timothy Geithner. De momento son hasta 500.000 millones de dólares lo que el Ejecutivo destinará a la compra de activos, pero la cifra podría alcanzar el billón de dólares. Así las cosas, el Dow Jones suma un 2,28% hasta los 7.444 puntos, el Nasdaq repunta un 2,05% hasta los 1,487 puntos y el S&P 500 gana un 2,42% hasta los 787 puntos.
Llegó el ansiado día, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos revela los detalles de su plan para resolver el problema de los activos tóxicos que afectan a las hojas de balance de los bancos, y los inversores lo celebran apostando por las compras. El sector público y el privado aunarán fuerzas para intentar empujar hacia la luz a un maltrecho sector financiero que vive uno de los peores momentos de su historia. Según la asesora económica de la Casa Blanca, Christina Romer hasta un 8% de los fondos aportados podrían venir del sector privado. De momento, lo cierto es que el Secretario de Estado Timothy Geithner anuncia un programa de inversiones públicas y privadas que comenzará con 500.000 millones de dólares y podría llegar a 1 billón para la compra de "activos tóxicos" procedentes del sector inmobiliario. 

De momento el Ejecutivo utilizará entre 75.000 y 100.000 millones de dólares del socorro financiero aprobado en octubre pasado por el Congreso. Como no podía ser de otra manera, el sector financiero se viste de verde e impulsa las ganancias en la primera bolsa del mundo, Bank of America suma un 15,67%, Citigroup avanza un 14,12%, Goldman Sachs recupera un 5,74%, JP Morgan gana un 10,15% y Morgan Stanley se revaloriza un 9,09%. Pese a todo el Secretario del Tesoro advierte de que las compras de activos por parte del Gobierno no es una buena alternativa, aunque cree que el plan detallado este lunes reducirá el riesgo de mayores bajadas en los precios de los activos.


Gráfico Dow Jones

La iniciativa gubernamental cuenta ya con el apoyo confirmado de la inversión privada, al menos en parte: la principal gestora de fondos del país Black Rock , ya ha confirmado su intención de involucrarse en este proyecto. Además, el rotativo The Wall Street Journal anunciaba además que los inversores que se beneficien de las ayudas gubernamentales para adquirir los activos tóxicos de los bancos no estarán sujetos a restricciones de los salarios. De esta forma las autoridades de EE.UU. pretenden incentivar estas inversiones, y las desvinculan del escándalo suscitado por los ‘bonus’ cobrados por los directivos de AIG tras los rescates gubernamentales. La aseguradora se dispara en la apertura un 21,43% a pesar de las numerosas críticas hacia la compañía.

Atención en el ámbito empresarial para Tiffany que obtuvo un beneficio neto de 220 millones de dólares al cierre de su ejercicio fiscal 2008, lo que representa un 32% menos que el año anterior, debido a la caída de la demanda, especialmente en el cuarto trimestre, así como por los costes derivados de la reestructuración de la compañía. De este modo, las ventas de Tiffany reflejaron un descenso del 3% en términos absolutos, hasta los 2.859,9 millones de dólares. Sus títulos recuperan un 5,39%.

Los inversores también estarán pendientes del crudo, el barril de West Texas cotiza hoy por encima de los 51 dólares y las petroleras avanzan con signo dispar: Exxon Mobile gana un 1,48%, Chevron suma un 2,58%, por cierto que la compañía ha sido invitada junto con Total y StatoilHydro por Irak para negociar un contrato para el yacimiento petrolero Nahr Bin Umar, en el sur del país. Marathon Oil recupera un 4,20% Y Anadarko se revaloriza un 2,53%.
Ojo este lunes a las operaciones corporativas porque Petro-Canada anuncia que comprará Suncor por 14.000 millones de dólares. El gigante energético cede un 3,64%.