Los precios del petróleo permanecían estables este lunes a la apertura de las transacciones en Nueva York, pese a la amenaza que pesa sobre la producción petrolera del Golfo de México con la aproximación de la tormenta tropical Fay. Hacia las 13.10 GMT, el barril de crudo ligero para entrega en septiembre valía 113,77 dólares en la New York Mercantile Exchange (Nymex), perfectamente estable con relación a las cotizaciones de cierre del viernes. La tormenta tropical Fay, que sacudió Cuba el lunes, se dirigía hacia Florida y amenazaba el golfo de México, que concentra cerca de un cuarto de las instalaciones petroleras estadounidenses, según el centro estadounidense de huracanes (NHC). 'La impresión de que los precios elevados no podrían afectar la demanda resultó falso y eso cambia todo', explicó Phil Flynn, de Alaron Trading. El precio del barril de crudo cayó cerca de 35 dólares desde su último récord (147,17 dólares en Nueva York) alcanzado el 11 de julio, mientras se multiplican las señales de debilitamiento del consumo, principalmente en Estados Unidos.