Los precios del oro suben a su mayor nivel en cerca de ocho semanas, ayudando a impulsar la plata en casi un 3% con nuevas compras debido a que el dólar frenaba ganancias frente al euro. El oro al contado ascendió a un máximo de 964,30 dólares la onza, mientras que la plata se sitúa en los 14,64 dólares la onza.