El número de viviendas iniciadas en España en el primer trimestre del año fue de 108.275, lo que supone una caída del 36,1% con respecto al mismo período de 2007, según la última estadística del Ministerio de Vivienda. Del total de viviendas iniciadas, 98.836 fueron viviendas libres, un 32,7% menos con respecto a los tres primeros meses de 2007, y 9.423 viviendas protegidas, un 58,3% inferior. El Ministerio explica esta caída en el número de viviendas protegidas iniciadas por la mayor restricción del crédito a los promotores como consecuencia de las turbulencias internacionales.
Si se tiene en cuenta la evolución de los últimos doce meses, de abril de 2007 a marzo de 2008, el número de viviendas iniciadas descendió el 26,5% con respecto al mismo período del año anterior, al construirse un total de 554.862 inmuebles, de los que 70.663 fueron protegidos y 484.199 libres. Por lo que se refiere al número total de viviendas terminadas, en el primer trimestre se finalizaron 179.868 inmuebles, de los que 13.988 fueron viviendas de protección oficial, lo que supone una caída del 26,47% con respecto al mismo período de 2007, y 165.698 viviendas libres, que experimentaron un incremento del 22,7% con respecto al mismo período de 2007. En los últimos doce meses, el número de viviendas protegidas finalizadas alcanzó las 62.091, el 6,1% menos que en el mismo período del año anterior, mientras que la cifra de viviendas libres terminadas ascendió a 610.349, lo que supone un incremento del 3,4% con respecto al año anterior. La estadística también avanza que en 2007 se crearon 423.009 nuevos hogares, el 80,6% de ellos en propiedad y el 19,4% en alquiler, modalidades que, con respecto a 2006, se incrementaron el 2,4% y el 4,6%, respectivamente. Parque de viviendas en España De esta manera, el parque de viviendas en España aumentó el 2,7% con respecto a 2006, al alcanzar las 24.495.844 viviendas, de las que 21.763.527 son libres (el 88,9%) y 2.732.317 protegidas (el 11,15%). De ellas, 16.776.722 (el 68,5%) constituyen la residencia habitual, mientras que el resto se encuentran en cesión. De entre el total de las viviendas de residencia habitual, 14.621.334 están ocupadas por sus propietarios (el 87,2%) y 1.881.402 se encuentran en régimen de alquiler (el 11,2%). La estadística señala, además, que de las de las 83.859 viviendas de protección oficial iniciadas en 2007, el 76,1% han sido financiadas a través del Plan Estatal de Vivienda, mientras que el resto lo han hecho a través de programas autonómicos De ellas, el 73,7% se destinarán a la venta, el 23,1% al alquiler y el resto se refiere a viviendas en autopromoción.