La Bolsa de Tokio cerró hoy la primera semana del año en un nuevo máximo de los últimos quince meses, tras una subida superior al 1% alentada por una nueva depreciación del yen. El índice Nikkei subió 116,66 puntos, o el 1,09%, hasta los 10.798,32 enteros mientras el Topix, que agrupa todos los valores de la primera sección, ganó 9,44 puntos, el 1,01%, hasta las 941,29 unidades.