La temporada de resultados en el Ibex 35 llega a su fin y con ella momento de hacer balance de lo que han dejado las cifras de negocio de las compañías españolas. Las dos grandes decepciones de estos días han sido Siemens Gamesa y Técnicas Reunidas, y por sectores el energético se ha visto lastrado por las condiciones climatológicas de España.

La compañía de aerogeneradores perdió 135 millones de euros en su primer semestre tras la fusión entre la vasca Gamesa y la filial de renovables de Siemens, debido a la caída de ventas en el mercado indio y en Reino Unido y el ajuste de valoración de los inventarios.  Las ventas cayeron un 12,3% hasta los 5.022 millones de euros.

El peor dato que anunció la compañía que dirige Markus Tacke fue el anuncio de despedir a 6.000 empleados durante los tres próximos años, algo que ya ha encendido todas las alarmas de los sindicatos de las 16 plantas que tiene en España repartidas por varias comunidades autónomas.

A mediados del mes pasado, Siemens Gamesa llevó a cabo un segundo profit warning en dos meses. La compañía apuntó en la presentación de sus cuentas que estos resultados "recogen el impacto de un aumento de la volatilidad en algunos de los mercados principales de la compañía, como el mercado indio o Estados Unidos. Y añadieron, "esta volatilidad, que es resultado de la transición hacia modelos de energía eólica totalmente competitivos, se ha traducido por un lado en una reducción de los volúmenes de ventas onshore, y por otro, en un ajuste del valor del inventario del grupo".

En julio, la compañía ya anunció la parálisis de su mercado en la India, que representa cerca un 30% de su negocio. Aunque su beneficio llegó hasta los 135 millones de euros, las ventas del grupo descendieron un 7%, hasta los 2.693 millones de euros. Tras la presentación de sus resultados hasta junio, sus acciones cayeron en bolsa un 17%, y desde entonces sus acciones no han hecho otra cosa que caer: en lo que va de año acumula unas pérdidas del 48%.

Desde Renta 4, sin embargo siguen viendo aspectos positivos en la compañía. “Se sigue viendo una sólida estructura financiera con niveles de caja neta por 377 millones de euros pese a las fuertes salidas de caja vistas en el periodo (pago dividendo por 1.000 millones euros, Adwen, elevadas inversiones,…)”, explica el analista Ángel Pérez.

“Seguimos pensando que las perspectivas de mercado de cara al largo plazo son muy positivas, y el buen posicionamiento de Siemens Gamesa le permitirá beneficiarse de las mismas, aun así se aprecia una fuerte competencia en márgenes en el corto plazo”, añade Pérez.

El sector eólico no vive su mejor momento en la actualidad. La principal competidora de Gamesa, la danesa Vestas también ha comunicado un ‘profit warning’ al mercado por la reforma fiscal en Estados Unidos, que amenaza con retirar las bonificaciones a los proyectos eólicos. Vestas ganó 599 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio, lo que supone una caída del 3,7% respecto al mismo período del año anterior. En la sesión del jueves sus acciones cayeron un 17% en la Bolsa de Copenhague.

Por su parte, los resultados de Técnicas Reunidas tampoco le han llevado la contraria al mercado. La compañía de los Lladó ganó hasta septiembre 55,7 millones de euros, un 45,1% menos y además anunció una rebaja de sus previsiones para 2017 y 2018. Para este año, la multinacional recorta a la mitad su margen de ebit (beneficio antes de intereses e impuestos), mientras que para 2018 reduce sus previsiones de ingresos todavía más, entre los 4.300 millones y los 4.600 millones de euros.

En el acumulado del año, Técnicas se desploma un 38% y es el segundo valor que más cae junto a Siemens Gamesa. La caída de los beneficios responde a la falta de proyectos durante el año y la cancelación de otros como la construcción de una planta petroquímica en Bolivia, aunque este jueves anunció un contrato por valor de 2.000 millones de euros con el gigante petrolero saudí Aramco.

El consejero delegado de Técnicas Reunidas, Juan Lladó indicó que “el año 2017 ha sido especialmente complicado, muy afectado por factores extraordinarios e imprevistos, con proyectos que se han cancelado y otros que se han retrasado mucho. En este escenario, y a pesar del impacto que supone en los márgenes de la compañía, Técnicas Reunidas ha tomado la decisión estratégica de mantener intactas las capacidades fundamentales de ingeniería y gestión de proyectos”.

Técnicas es una de las empresas que enfrenta a analistas y gestores de fondos contra bajistas. Hasta la fecha, la batalla la ganan los bajistas que copan un 14,7% de sus acciones, el segundo valor con más posiciones cortas abiertas del Ibex 35 por detrás de DIA. Algunos de los gestores más ‘pillados’ en Técnicas son Francisco García Paramés (Cobas Iberia), Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor) y Javier Ruiz (Metavalor).