El descenso de Técnicas Reundias se estabiliza en torno al 16%. Sin embargo, la compañía ha llegado a caer más de un 31% tras presentar sus cuentas hasta septiembre, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 55,7 millones, lo que supone un 45,1% menos; al tiempo que ha anunciado un recorte de sus previsiones para 2017 y 2018. 

En los primeros nueve meses de 2017, las ventas deTécnicas Reunidas fueron de 3.883 millones de euros, con un crecimiento del 13% comparado con el mismo periodo de 2016.

Según ha comunicado la compañía a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el repunte de las ventas se debe a que los mayores proyectos de la cartera están en fase de aprovisionamiento y construcción.

En los nueve primeros meses de 2017 los ingresos crecieron un 12,9% hasta los 3.882,6 millones de euros, al encontrarse los proyectos más relevantes de la cartera en fase de aprovisionamiento y construcción.

Los ingresos de la división de petróleo y gas crecieron un 8,3% situándose en 3.295,6 millones de euros en este periodo. Los ingresos relacionados con las industrias de petróleo y gas representaron un 85% de las ventas, y dentro de esta división, las áreas de refino y petroquímica fueron las de mayor contribución a la facturación del grupo.

Según ha señalado Técnicas Reunidas, el descenso del beneficio neto recoge el impacto del resultado financiero neto, que descendió desde 1,1 millones de euros en los primeros nueve meses de 2016, hasta un resultado negativo de 7,2 millones de euros en el mismo periodo de 2017. Este recorte fue principalmente debido a unas pérdidas en las transacciones en moneda extranjera de 7 millones, al haber sufrido el dólar una depreciación del 11% frente al euro, desde inicios de 2017.

La posición de caja neta a 30 de Septiembre de 2017 fue de 218 millones de euros.

La evolución de la tesorería neta, a lo largo del ejercicio 2017, está relacionada fundamentalmente con el incremento del fondo de maniobra en proyectos de Oriente Medio.

La compañía alcanzó un beneficio de explotación (ebit) de 88 millones de euros, con un margen operativo del 2,3%.

Técnicas Reunidas ha explicado que  los márgenes operativos de la compañía se están viendo afectados por factores no recurrentes como el incremento de los costes por inactividad derivada del retraso en el inicio de los grandes proyectos y los sobrecostes de proyectos específicos en sus últimas fases de construcción, entrega o comisionado, con alta incertidumbre sobre la capacidad de recuperación de estos costes en la actual coyuntura de crisis.

A cierre de septiembre de 2017, la cartera de pedidos de Técnicas Reunidas alcanzó la cifra de 8.517 millones de euros, un 16% inferior a la cifra alcanzada a finales de septiembre 2016.

Los proyectos de las divisiones de petróleo y gas representaron un 88% del total de la cartera, mientras que los de la división de energía supusieron un 12%.

La cifra de adjudicaciones de los nueve primeros meses de 2017 fue de 2.000 millones, e incluye el proyecto de la refinería de Duqm adjudicado en el tercer trimestre del año.

Proyectos que se han cancelado

El consejero delegado de Técnicas Reunidas, ha indicado que  “el año 2017 ha sido especialmente complicado, muy afectado por factores extraordinarios e imprevistos, con proyectos que se han cancelado y otros que se han retrasado mucho. En este escenario, y a pesar del impacto que supone en los márgenes de la compañía, Técnicas Reunidas ha tomado la decisión estratégica de mantener intactas las capacidades fundamentales de ingeniería y gestión de proyectos”.

Lladó ha resaltado que “esta decisión se ha basado en las perspectivas que estamos viendo a corto y medio plazo. Tengo mucha confianza en poder anunciar nuevas adjudicaciones antes de fin de año. Por ello, estamos preparados para estar a plena carga de trabajo en la segunda mitad de 2018”.

Revisión a la baja de las previsiones para 2017 y 2018

En cuanto a las previsiones para el año, la compañía ha informado de que espera unas ventas por entre 4.900 y 5.000 millones de euros y un margen ebit del 2%.

Para el año 2018 Técnicas Reunidas prevé unas ventas de entre 4.300 y 4.600 millones de euros, impactado por el retraso de los proyectos, al tiempo que el margen ebit se reducirá hasta el 1,5%-2,5% con una recuperación progresiva a lo largo del año.

No modificará el dividendo

En la rueda de prensa para presentar los resultados, Lladó ha señalado que el grupo no prevé cambiar la política de dividendos actual a pesar de recortar sus previsiones de rentabilidad por el retraso y los sobrecostes de sus proyectos.

"No prevemos ninguna estrategia para cambiar la política de dividendo" ha dicho el consejero delegado de Técnicas Reunidas, alt iempo que ha indicado que reiteró que la compañia mantendrá "el mismo nivel de dividendo de los últimos años".

Asimismo, ha afirmado que espera que margen de ebit regrese al nivel del 4% en 2019.

Con el descenso de hoy, las pérdidas que Técnicas Reunidas acumula en el año casia lcanzan el 40%.

 

 

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan una puntuación a Técnicas Reunidas de 5 sobre 10, compañía que se encuentra en fase de consolidación, con una volatilidad decreciente tanto en el medio como en el largo plazo. Eso sí, a pesar de que en el medio plazo la tendencia es alcista en el largo plazo, la perspectiva es bajista.