El máximo responsable de planificación económica de China, Zhang Ping, aseguró hoy que el país asiático está mostrando ya "signos de recuperación" ante la crisis, tales como un repunte del consumo y la inversión. En rueda de prensa, Zhang, ministro de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, destacó que la crisis en China ha afectado sobre todo a la economía real, y no tanto al sector financiero, como ha ocurrido en Occidente. "El sector financiero chino es estable y sano después de años de reforma", destacó el ministro, celebrada conjuntamente con el presidente del Banco Popular de China (emisor), Zhou Xiaochuan. En China, la crisis ha afectado sobre todo a la industria destinada a la exportación, por la bajada de los pedidos de grandes "clientes" como EEUU y la UE, lo que ha causado el cierre de miles de fábricas y los despidos de más de 20 millones de obreros, en su mayoría inmigrantes rurales.