La actividad del sector servicios estadounidense sorprendió con un aumento por encima de las expectativas y  al mayor ritmo en más de cuatro años.
Según el informe publicado por el Instituto de Gerencia y Abastecimiento el índice ISM no manufacturero avanzó a 57,1 el mes pasado desde los 55,0 puntos de noviembre. Una lectura por encima de 50 apunta a crecimiento en el sector. Los economistas de Wall Street consultados por Reuters esperaban una lectura de 55,6.