La actividad en el sector manufacturero de Estados Unidos finalizó el 2009 con un tono positivo, ayudada por la mejora en la producción y en los pedidos. El Instituto de Gerentes de Compra, o ISM, informó hoy que su índice de la actividad manufacturera se ubicó en diciembre en 55,9 frente a la lectura de 53,67 en noviembre.
Las cifras superiores a 50 indican una expansión en la actividad, mientras que las inferiores a 50 sugieren una contracción.

El índice de diciembre fue superior a los 54,0 que esperaban los analistas encuestados por Dow Jones Newswires.

"El sector manufacturero creció por quinto mes consecutivo en diciembre ya que el índice de gerentes de compra ascendió a 55,9, su lectura más alta desde abril del 2006, cuando se ubicó en 56", dijo Norbert Ore, quien dirige el sondeo.

El grupo privado de investigación informó que su índice de nuevos pedidos, un indicador de la actividad futura, ascendió de 60,3 en noviembre a 65,5 en diciembre.

El índice de producción se ubicó en 59,9 frente a los 61,8 en noviembre. El índice de inventarios se ubicó en 43,4 respecto a los 41,3 en noviembre.

Las contracciones de personal también mostraron una mejora gradual. El índice de empleos se ubicó en 52,0 tras la lectura de 50,8 en noviembre.