El índice ISM no manufacturero de Estados Unidos se situó en los 50,6 puntos, justo por encima de los 50 puntos que separan la contracción del crecimiento, pero por debajo de los 51,6 puntos de lo esperado por los analistas consultados por Bloomberg.