Los precios de consumo volvieron a caer en España en agosto, aunque a un ritmo más moderado que en los meses anteriores, según datos adelantados publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística, o INE. En un comunicado, el INE dijo que el índice de precios de consumo armonizado con la Unión Europea, o IPCA, cayó un 0,8% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, tras descender un 1,4% en julio y un 1% en junio.
En marzo, España se convirtió en el primer país de la zona euro en registrar un descenso en los precios de consumo en el entorno de recesión económica mundial. Las débiles condiciones económicas siguieron afectando al consumo interno y el desempleo aumentó en los últimos meses.

La inflación se ha relajado considerablemente en el área del euro, lo que permite al Banco Central Europeo reducir los tipos de interés para ayudar a la economía.