El IPC armonizado de Francia ha bajado un 0,3% en julio, mientras que en términos interanuales la inflación ha alcanzado el 1,2%, según los datos finales publicados por Insee. El consenso de los analistas había pronosticado una caída mensual del 0,2% y un dato anualizado de 1,3%.