El IPC del Reino Unido se ha reducido seis décimas en julio y la tasa interanual se ha situado en el 1,9%, tras las subidas de tipos adoptadas por el Banco de Inglaterra.