Los precios en Estados Unidos se mantuvieron estables en el mes de febrero, frente al repunte del 0,1% esperado por los analistas.