El Indice de Precios al Consumo (IPC), principal indicador de la inflación, cayó en China el 1,8% en el mes de julio, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas. Se trata del sexto mes consecutivo de bajada del IPC desde que cayera el 1,6% en febrero, el primer descenso desde octubre del 2002. La caída mensual del IPC registrada en julio es la misma que la experimentada en junio, mes en el que el descenso interanual fue del 1,7%. El índice chino de producción (IPP), importante indicador para la inflación en su conjunto, registró en julio un descenso interanual del 8,2%, en aumento mensual del 1%, según la Oficina.