El ritmo de deterioro de la mayoría de las economías de los países de la OCDE se ha atenuado, según los indicadores de coyuntura presentados hoy, aunque está por ver si esta inflexión tendrá carácter duradero o es un simple movimiento temporal. El indicador compuesto avanzado de abril para los 30 países miembros avanzó cinco décimas, hasta 93,2 puntos, lo que significa que se mantiene 8,3 puntos por debajo del nivel existente doce meses antes, anunció hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).