La renta variable española pisa el acelerador en los últimos minutos y consigue vender a los 10.700 puntos. Una revalorización del 1.04% que llevó al Ibex35 a los 10.704 puntos. Una tendencia que comparten sus homólogas europeas, así como Wall Street, y que coloca a OHL como líder de la sesión. En el mercado de divisas, el euro terminó en los 1,4134 dólares-
Una jornada de ligero rebote, poco movimiento y volumen de negociación. Así es como definen los expertos la sesión de hoy. Y lo cierto es que después de la fuerte penalización que vivieron ayer los índices de ambos lados del Atlántico, era necesario que las bolsas “se tomaran un respiro aunque con poco volumen y muy poca liquidez”, admite Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI. En concreto, una revalorización del 0,94% que llevó al DAX a los 5.250 puntos. Subida del punto porcentual en el Eurostoxx o una revalorización del 0,88% en el FT-100.Y que también ha llegado al selectivo de la bolsa española: sumó un 1.04%y cerró en los 10.704 puntos.

Una subida que mantuvo a OHL como protagonista. Subió un 4.85% al cierre de la sesión. Un comportamiento de ‘reacción’ a las caídas que experimentó en la sesión de ayer pero que, sin embargo le sigue haciendo recomendación de compra “por su gran calidad”, explica Barrio. Mapfre y ArcelorMittal rebatieron el siguiente escalón del podio durante la sesión al sumar un 3,38% y un 2,77% respectivamente.

A pocos pasos Acciona. La compañía ha cerrado la financiación – por importe de 165 millones de dólares - a largo plazo del parque eólico Red Hills con JP Morgan, Union Bank y Prudential. Un parque que ha supuesto una inversión total de 252 millones de euros y que recibió con una subida del 2,24%. Algo más ligera fue la subida de los títulos de Abertis. Un 0,96% arriba que se produjo el día que su presidente, Salvador Alemany ha notificado a la CNMV la compra de 25.000 títulos de la compañía por un total de 376.000 euros, dejando así su participación en el 0,025%. Inditex subió un 0,7% tras recibir la aprobación del gobierno federal de india para formar una sociedad conjunta en el país, con una inversión de 253.8 millones de rupieas y en la que la textil gallega controlará el 51%.


Gráfico Ibex35




Con subidas también brindaron los pesos pesados. Santander sumó un 1,73% al cierre y marcó en los 10.02 euros su último movimiento. Lo hizo el día en que la prensa publica que la compañía amortizará el 30 de septiembre dos amortizaciones preferentes con volúmenes de 500 millones de euros cada una. Por su parte, BBVA se anotó un 0,75% al cierre. Ambas entidades se enfrentaron a las previsiones – nada halagueñas- lanzadas por la Fundación de la Cajas de Ahorro (Funcas). Asegura que la morosidad a la que se enfrenten las entidades podría alcanzar “niveles del 7,8% en los próximos años o año y medio”.

Sin mora cotizaron los títulos de Telefónica que avanzaron un 1,09% y cerraron en los 16,73 euros. Repsol se anotó un 0,84% mientras que Iberia subió un 0,4% en la sesión. La aerolínea recibió una recomendación de mantener durante la sesión por parte de Citigroup – con un recorte de precio objetivo hasta los 1,8 euros- horas antes de conocer que el tráfico mundial de pasajeros se redujo un 7,1%, según los datos difundidos por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) que ve indicios de ‘estabilización’ en la demanda de viajes aéreos.

No tuvieron la misma suerte dos las grandes: Iberdrola y su filial de renovables. Esta última se dejó cerca del 0,2% en el parqué, hasta los 3,09 euros. Y junto a ellas, Grifols cedió un 0,65%. Un valor que "sigue manteniendo fuertes crecimientos a doble dígito en un entorno muy complicado”. Para José Lizán, analista de Nordkapp la compañía ha tenido una buena actuación en la bolsa   y comportamiento muy bueno durante toda la crisis. Aunque añade que “los ratios fundamentales siguen siendo muy elevados, porque el crecimiento así lo permite”.
mientras que Enagás y REE sufrieron una penalización del 0,7% al cierre de la sesión.

¿Pinchazo inmobiliario?

En el continuo español, parece que los inversores han tomado al decisión de acercar la aguja a la ‘burbuja’ formada en torno al sector inmobiliario en las últimas sesiones. Sólo lograron sobrevirir Reyal Urbis y Ercros con avances del 16,5% y del 15,65% respectivamente. Con una revalorización del 1,15% recibieron los accionistas de Avánzit las pérdidas de 10,7 millones de euros registradas en la primera parte del año, frente al beneficio de 5,1 millones del año anterior. Y con subidas – más ligeras, eso sí- recibieron los acciones de Rovi la recomendación de sobreponderar otorgada por Morgan Stanley.

Posiciones vendedoras en la sesión para Inmobiliaria Colonial. Se dejó un 11,98% y marcó en los 0,19 euros en su primer movimiento. Afirma recortó un 7,91% mientras que Urbas, Metrovacesa y Realia perdieron posiciones al ritmo superior al 6%.

Todo ello en una jornada en la que Reino Unido dio a conoce que su inflación fue mejor de lo esperado – al colocarse en el -0.3% en julio- dejando la tasa interanual en el 1,8%. Un dato que optimista que se unió al del ZEW de confianza alemana. Subió hasta los 56.1 puntos en agosto, por encima de los 39,5 puntos esperados por el mercado. Unas cifras que sin embargo “no dan razones para la euforia” ya que la evolución de la economía alemana transcurre de manera paralela a la economía mundial, aseguraba el propio instituto.