El Zew alemán, índice del clima empresarial, fue mejor de lo esperado al ubicarse en 56,1 puntos en agosto -el de julio fue de 39,5- cuando se preveían 45 puntos. La confianza del inversor ha animado el mercado de renta variable. El Eurostoxx toca máximos intradía y repunta un 0,38 por ciento, mientras el Ibex 35 escala el 0,53 por ciento.
a confianza alemana se recuperó "de manera considerable" en agosto, con un incremento mensual de 16,6 puntos hasta los 56,1 puntos, desde los 39,5 en los que se situó en julio, lo que constituye su mayor nivel desde abirl de 2006, según el índice elaborado por el instituto Zew.

La percepción de la actual situación económica de Alemania mejoró también "de manera significativa", con un incremento de 12,1 puntos hasta -77,2 puntos. Esta mejora obedece principalmente a la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) germano, que regresó a tasas positivas intertrimestrales en el segundo trimestre.

El Zew habla de una "repetido aumento" de los pedidos y exportaciones que han impulsado al alza las expectativas económicas de Alemania para los próximos meses para todos los sectores sondeados, especialmente los orientados hacia la exportación.

"La reciente evolución del PIB muestra que las expectativas anteriores sobre los expertos de los mercados financieros se han hecho realidad", explicó el presidente del instituto, Wolfgang Franz.

No obstante, precisó que por el momento "no hay razones para la euforia", ya que la evolución de la economía alemana transcurre de manera paralela a la de la economía mundial, por lo que se recuperaría "de manera gradual".

Las expectativas económicas para la eurozona aumentaron en agosto en 15,4 puntos respecto a julio hasta los 54,9 puntos, mientras que el indicador sobre la actual situación de la zona euro también mejoró y permanece en 82,1 puntos.