Las Bolsas europeas arrancan esta jornada de BCE con subidas, a la espera de la decisión de tipos y la rueda de prensa de Draghi, y en medio de un aluvión de resultados empresariales. El Ibex apunta a los 10.600 puntos con las cuentas de Iberdrola sobre la mesa. Mientras, el euro cede al filo de los 1,15 dólares; y el crudo corrige ligeramente por encima de los 49 dólares el Brent.

El Ibex abre con subidas del 0,09%, hasta los 10.596 puntos, con los resultados del primer semestre de Iberdrola marcando la actualidad del selectivo en primera instancia. La eléctrica ha logrado mejorar su beneficio un 4,2% hasta junio y gana 1.518 millones de euros, gracias a la buena evolución de los negocios en Estados Unidos, Brasil y México, principalmente.

Banco Santander se abre también su hueco en la agenda del día pues este jueves finaliza finaliza el periodo de suscripción preferente de su ampliación de capital por importe de 7.072 millones de euros, lanzada el pasado 6 de julio con el objetivo de respaldar la compra de Banco Popular.

Vea también: Draghi no meterá ruido antes de las vacaciones

El valor se veía lastrado con fuerza el miércoles, como “consecuencia de la venta masiva por parte de las entidades depositantes de los derechos de suscripción preferente de los clientes que o han manifestado que no van a suscribirla o, simplemente, no han contestado. Así, la caída del precio de los derechos arrastró al de la acción, producto del arbitraje de los traders. Una vez pasada la ‘ola’ vendedora de derechos, los títulos se recuperaron”, explica Link Securities.

Así las cosas, Acerinox y Dia son las compañías que más suben del Ibex en la apertura; mientras que Iberdrola e IAG lideran los descensos del selectivo.

Vea también: Quabit Inmobiliaria: inicio de cobertura

Fuera de nuestras fronteras, los ‘números verdes’ se extienden al resto de Bolsas europeas. Con permiso de las cifras empresariales, los mercados vigilan la reunión del Banco Central Europeo (BCE) y, sobre todo, la rueda de prensa posterior de su presidente, Mario Draghi. No se esperan cambios ni en los tipos, ni en los estímulos, pero tras su posicionamiento menos acomodaticio en Sintra, los inversores vigilarán con lupa las palabras del banquero italiano en busca de pistas sobre su estrategia de salida.

“No se esperan novedades, pero genera volatilidades, particularmente la conferencia de Draghi a partir de las 14:30 horas”, apunta Ramón Morell, analista de ETX Capital España. Algunos expertos aguardan “el adelanto de una política monetaria menos ultra-expansiva (visto el reciente mensaje de finales de junio que ha llevado al Bund al 0,545%), creemos que es pronto para que muestre pistas de cara a comenzar con el tapering de su QE”, señalan desde CaraxAlphavalue.

Vea también: Las acciones del Euro Stoxx 50 para buscar un rebote

Y destacan: “No olvidemos que la inflación no mete presión (1,3% y subyacente 1,2%). La reunión del 7 de septiembre se plantea como clave, incluso la intervención del propio presidente en Jackson Hole (24-26 agosto)”.

Actualmente el consenso es que el BCE anunciará en septiembre que en enero ampliará en seis meses el QE reduciendo paulatinamente el importe mensual de las adquisiciones. “Estamos convencidos que Draghi no hará ninguna mención a la fórmula que tienen diseñada para retirar estos estímulos monetarios. Por el contrario, no tenemos tan claro si optará por ser agresivo y mostrarse favorable a tratar en breve el programa de retirada de estímulos como consecuencia de la fortaleza del crecimiento económico u optará por escudarse en la debilidad de la inflación para mantenerse a la expectativa sin actuar”, añade Link.

Vea también: "Repsol, un valor que sube a trancas y barrancas y tiene un movimiento muy subdividido al alza"

De momento, el que sí ha mantenido su tono dovish ha sido el Banco de Japón (BoJ por sus siglas en ingles), que ha decidido mantener sin cambios su política monetaria, aplazando un año, hasta 2019, el periodo para alcanzar el objetivo de inflación del 2%, lo que supone que los estímulos continuarán más de lo esperado. 

Finalmente, en otros mercados, el euro cede ligeramente al filo de los 1,15 dólares. Mientras, el petróleo corrige posiciones, con el barril de Brent sobre los 49 dólares, y el de West Texas en los 47.

Vea también: Tres acciones del Ibex 35 para un rebote