Iberdrola ha cerrado el primer semestre de 2017 con un beneficio de 1.518,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,2%. La mejora de las cuentas del grupo, que baten las previsiones del consenso, se apoya en la buena evolución del negocio de Redes en EEUU y Brasil, así como en Generación y Clientes en México.

Iberdrola ha incrementado su beneficio un 4,2% a cierre de junio, hasta ganar 1.518,4 millones de euros frente a los 1.456,7 millones cosechados en el mismo periodo de 2016. La cifra de ventas, por su parte, mejora hasta los 15.168,8 millones de euros, desde los 14.898 millones previos, esto es un 1,8% más. Por su parte, el Ebitda consolidado disminuye un 3,6% hasta los 3.751,8 millones de euros, mostrando una recuperación frente a una caída del 8,2% en el primer trimestre del año; mientras el Ebit también se contrae hasta los 2.116,5 millones, desde los 2.253,6 millones de euros anteriores. 

La compañía destaca que estas cuentas “muestran una recuperación frente a los reportados en el primer trimestre del año, gracias a la buena evolución del negocio de Redes en Estados Unidos y Brasil, así como al negocio de Generación y Clientes en México, que se han visto ligeramente compensados a la baja por el impacto negativo de las condiciones meteorológicas en España (con una baja pluviosidad que ha supuesto tanto una menor producción hidroeléctrica cifrada en más de 7 TWh en el semestre y como una menor producción eólica) y por la aportación del Reino Unido donde a la compleja situación operativa del negocio de Generación y Clientes, se une la menor contribución, año actual frente a año anterior, consecuencia del cierre de la central de carbón de Longannet”.

Vea también: Quabit Inmobiliaria: inicio de cobertura

Al mismo tiempo, la deuda financiera neta se sitúa en 29.474 millones de euros. El apalancamiento financiero se mantiene en niveles similares al registrado a 31 de diciembre de 2016 (42,4% frente al 41,7%). Las inversiones han alcanzado los 2.512,5 millones de euros durante los primeros seis meses de 2017, un 35% más que en el mismo periodo del año anterior. De esta cantidad, más del 91% se ha destinado a redes, renovables y generación con contratos a largo plazo

Resultados por negocios: mejora del área de redes

El área de redes ha logrado un Ebitda de 1.978,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,4% respecto del primer semestre de 2016. Iberdrola explica esta buena evolución en el comportamiento de esta área en Estados Unidos y Brasil (que aportan ya cerca del 40% del negocio), que compensa el peor resultado obtenido en Reino Unido, derivado de la menor energía distribuida como consecuencia de una climatología suave. En España, el Ebitda de redes cae un 1,6% hasta 771,1 millones de euros por las menores inversiones reconocidas y el coste de 7 millones de euros asociado a las tormentas del semestre".

El área de generación y clientes se ha visto afectada por la peor situación operativa en España, con menor hidraulicidad y mayores tributos, y por el peor comportamiento en Reino Unido; hasta obtener un Ebitda de 984 millones de euros (-19,7%). La evolución ha sido muy positiva en México, que ha incrementado su Ebitda un 23,4%, hasta los 289,8 millones de dólares, gracias a la capacidad adicional en operación: 314 MW de potencia procedentes del ciclo combinado de Baja California para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y más de 300 MW para clientes privados del ciclo combinado de Monterrey V y la planta de cogeneración de Ramos Arizpe.

Vea también: Las acciones del Euro Stoxx 50 para buscar un rebote

El negocio renovable ha registrado un Ebitda de 819,6 millones de euros, un 2% menos, en un periodo marcado por la baja eolicidad en España, que ha sido compensada en gran medida por el buen comportamiento de Reino Unido y Estados Unidos, que incrementan su Ebitda un 31,7% y 2,8%, respectivamente. Los mayores precios y la revalorización del real brasileño han impulsado además el Ebitda del negocio en Latinoamérica un 13%.