Sólo dos valores del selectivo español sobrevivieron a la corriente vendedora. Recortes en una jornada en la que los inversores se quedaron con las ganas de que el BCE, siguiendo el ejemplo de la Fed, decida bajar los tipos de interés. Y es que, no pudo ser más claro el presidente de la entidad europea al asegurar que el BCE “debe seguir centrado en la inflación”.
Al cierre, el Ibex cedió un 4,56% hasta los 12.254,10 puntos presionado a la baja por el mal comportamiento de todos sus
blue chips y en especial de Iberdrola (-6,82%), Telefónica (-5,61%) y Santander (-4,81%). Mucho mejor no lo hicieron el resto de grandes del parqué. Así BBVA se dejó al cierre un 3,40%, mientras que Repsol cedió un 4,33%.Gráfico Ibex 35