Trillo cree que Europa registrará "un crecimiento económico estable" a pesar de la ralentización económica en Estados Unidos, pero "es difícil que no sienta" los problemas en Estados Unidos "con un euro fuerte, que le impide exportar de forma competitiva, y con la actitud de BCE, que sigue insistiendo en que el objetivo es mantener la inflación anclada".En su opinión,
los estatutos del BCE revelan que su principal misión es mantener la inflación por debajo del 2% "y cualquier otra variable no entra en juego", con lo que esta postura puede convertirse en "un impedimento para mantener un crecimiento como el de los últimos años".Además, según el director de JP Morgan Asset Management España y Portugal, "una de las cosas que le preocupa más a Jean Claude Trichet (presidente del BCE) son las negociaciones salariales".JP Morgan piensa además que habrá un "empeoramiento" del crecimiento económico a nivel global, pero que la economía estadounidense no entrará en recesión,a pesar de que se han producido malos datos en empleo (la tasa de desempleo ha subido del 4,7 al 5%) y en los indicadores de actividad industrial.Por esto, según Gustavo Trillo, "la reserva Federal está bajando los tipos de manera agresiva para reactivar el crecimiento económico" con un coste de hipotecas más barato, pues no ve bien que haya una pérdida del ahorro de las familias tanto en el patrimonio inmobiliario como en el financiero.