Las Bolsas europeas vuelven a optar por la cautela en medio de la falta de movimiento del verano, las tensiones geopolíticas con Corea del Norte y resultados corporativos de segundo orden. El euro, por su parte, cede en los 1,17 dólares. Mientras, el crudo repunta al filo de los 53 dólares.

El Ibex abre con caídas del 0,29%, hasta los 10.565 puntos, pendiente del comportamiento de la banca, cuyo lastre le ‘robaba’ el miércoles los 10.600 puntos. El selectivo español mantiene el rango en el que lleva encajado buena parte del verano este jueves sin referencias macro, ni empresariales de relevancia.

El mercado continúa con la ‘digestión’ de la venta a Blackstone del ‘ladrillo’ de Banco Popular por parte de Banco Santander, apenas un par de meses después de comprar la entidad y se mantiene a la expectativa de cómo se resuelva el ‘trio’ que forman Atlantia, ACS y Abertis. Fuera del índice, S&P rebaja el rating de Deoleo hasta ‘CCC+’, desde ‘B-’, con perspectiva estable.

Así las cosas, Mediaset España y Enagás son los valores que encabezan las subidas del Ibex en el arranque de la jornada; mientras que BBVA y ArcelorMittal lideran los descensos.

Cautela también en el resto de Bolsas europeas pendientes de la escalada de tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos. Pyongyang responde a la amenaza de “fuego y furia” de Donald Trump calificando sus palabras como “una sarta de tonterías” y reiterando que está esbozando planes para atacar Guam, donde se ubica una base militar norteamericana, a mediados de agosto.

Desde Link Securities creen que si no se intensifican las tensiones los descensos no debería ir a más, “quedándose en una toma de beneficios tras el buen comportamiento de los mercados. No obstante, mientras la situación siga latente, no esperamos que las Bolsas occidentales puedan seguir escalando posiciones. Por el momento, los inversores optarán por mantenerse al margen, recoger beneficios, y esperar a ver qué pasa”.

Por su parte, desde CMC Markets recuerdan que esta cuestión “no es nueva para los mercados, generalmente provoca cierta reacción en un par de días y luego todo vuelve a la normalidad. El estallido del miércoles podría parecer inicialmente diferente probablemente por la inexperiencia del presidente en política exterior y por su tendencia a llevarla a cabo a través de tweets y conferencias de prensa”.

Vea también: El IBEX Medium Cap en el soporte de su canal alcista de largo plazo

En el plano empresarial, destacan los resultados de KBC Group, Thyssenkrupp, Glencore y Prudential. Así como la compra del banco suizo Banque Morval por parte de Intesa Sanpaolo (por entre 150 y 200 millones de euros); y el anuncio de BHP de invertir significativamente en su negocio de níquel, ante el incremento de la demanda de vehículos eléctricos.

Asimismo, la agenda macro nos deja la publicación de los datos de precios a la producción en Reino Unido y Estados Unidos, indicador previo al IPC que se divulgará el viernes, el más “esperado por los inversores esta semana con el fin de deducir el camino que van a adoptar los tipos de interés al otro lado del Atlántico”, señalan los expertos. 

De momento, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, reiteró que la autoridad monetaria debe empezar a reducir su balance, y apuntando a un posible incremento del precio del dinero en diciembre o más adelante. Por su parte, James Bullard, de la Fed de St. Louise, mantuvo su postura cauta respecto a futuros aumentos. Este jueves podremos escuchar a William Dudley, de la Fed de Nueva York.

Vea también: "Colonial no es un valor para tomar posiciones, cuidado con los calentones"

Finalmente, en otros mercados, el euro cede posiciones frente al dólar y se cruza en los 1,17; mientras que el crudo repunta, al filo de los 53 dólares el barril de Brent