El Ibex logró al cierre mantener el soporte de los 11.700 puntos aunque firmó una nueva jornada a la baja con una caída del 1,56% hasta los 11.794,70 puntos. Recortes del selectivo español con Iberdrola cayendo lo que subió ayer. En concreto, la eléctrica vasca cerró con un recorte del 9,14% en medio de un vendaval de órdenes vendedoras y con Morgan Stanley –mayor vendedor de la jornada- poniendo en el mercado en menos de media hora más de seis millones de acciones “con la intención de bajar el precio”, según comenta una fuente del mercado. Debilidad “ficticia” de Iberdrola y del sector bancario que volvió a ser, en el día de hoy, uno de los más penalizados del mercado en medio de malas recomendaciones y con la caída el lunes de los dos principales proveedores de financiación hipotecaria en Estados Unidos como telón de fondo. Ventas generalizadas en el resto de plazas bursátiles europeas a pesar de la apertura alcista de Wall Street donde cotizan en positivo las palabras de “rescate” de Bernanke y la caída en picado del precio del petróleo. Los futuros del barril de brent de referencia en Europea cotizan por debajo del nivel de los 136 dólares. Mientras, en el mercado de divisas, el euro cerró a 1,5680 dólares.
Si ayer subió hoy tocaba lo contrario, bajar. Y eso es lo que hizo el Ibex. Se dejó al cierre un importante 1,56% hasta los 11.794,70 puntos con la mayor parte de los valores en la zona negativa de la tabla y con Iberdrola cayendo un 9,14% hasta los 8,45 euros. El valor comenzó su caída en picado a media hora del cierre. BSCH fue el broker más comprador de la sesión mientras que Morgan Stanley llegó a vender cuatro millones de acciones de la eléctrica “en poco más de treinta minutos”, comenta una fuente del mercado que añade, “lo ha hecho con la intención de bajar el precio de la compañía”. Recordemos que ayer Iberdrola lideró las alzas del Ibex, sumó casi un 8%, en medio de rumores de concentración sectorial. Entre los valores más castigados del mercado figuraron también los títulos de las constructoras y de los grupos concesionales de autopistas, penalizados por su elevado endeudamiento en un contexto alcista de los tipos. Ferrovial se situó entre las acciones de mayores pérdidas del sector con una caída del 5,32% mientras que su filial Cintra cerró con un recorte del 4,27%. Entre las constructoras, Acciona cayó un 3,55% mientras que OHL perdió un 3,82% y FCC un 1,71%. Jornada también de recortes, aunque menores que los vividos ayer, para el sector financiero. Sólo Santander y Banesto se salvaron de los números rojos. La entidad presidida por Emilio Botín se revalorizó un tímido 0,09% mientras que la comandada por su hija, Ana Patricia Botín sumó un 0,52%. BBVA entre tanto se dejó al cierre un 1%. Además, Bankinter perdió un 1,63% y Sabadell un 0,19%. En un sentido contrario las acciones de Vueling e Iberia que registraron las mejores alzas del mercado. Las acciones de la aerolínea de bandera española lideraron las alzas del Ibex con una subida del 6,47% mientras que las de Vueling terminaron el día con un repunte del 18,98%. Las acciones de Vueling y de Iberia subieron este martes tras el acuerdo de fusión alcanzado entre Clickair –participada por Iberia- y Vueling al interpretar el mercado que se trata de la estrategia acertada en un entorno de mayor competencia y de elevados precios del crudo. Gráfico Ibex