Las Bolsas europeas arrancan la jornada previa al BCE con alzas, de nuevo pendientes de los resultados empresariales. Sesión de transición con el Ibex mirando a los 10.600 puntos y atento a Aena y Abertis, suspendidas de cotización por la CNMV. El euro, por su parte, cede ligeramente sobre los 1,15 dólares; mientras el petróleo corrige con el barril de Brent al filo de los 49 dólares.

Tras abrir con subidas del 0,12%, hasta los 10.540 puntos, Ibex se gira a la baja y defiende los 10.500 puntos con Aena y Abertis suspendidas de cotización por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la espera de que se difunda “información relevante”, después de que Expansión haya publicado la intención de la primera de lanzar una contraopa sobre la segunda, que mejore la oferta de 16,5 euros por acción presentada por Atlantia.

Entre las fuentes consultadas por el diario, hay quienes apuntan a que es una posibilidad descartada por el Gobierno, pues supondría la "nacionalización de Abertis", mientras que otros informadores creen que es una vía abierta, pues la propuesta de la italiana no termina de convencer, mientras se mantienen contactos asimismo con grandes fondos de inversión como PSP o JP Morgan.

Fuera del índice, es noticia Adveo que se dispara un 8% en el Mercado Continuo tras comunicar la refinanciación de su deuda bancaria. Y, en el apartado de recomendaciones, Deutsche Bank ha rebajado el precio objetivo de ACS hasta 38 euros desde los 40 anteriores.

Con todo, Amadeus y Enagás lideran los ascensos del Ibex en la apertura; mientras que Banco Santander y Banco Sabadell encabezan los descensos, seguidos de BBVA y Bankia.

Vea también: "Repsol, un valor que sube a trancas y barrancas y tiene un movimiento muy subdividido al alza"

Mientras tanto, el resto de Bolsas europeas remontan asimismo posiciones, sobreponiéndose a la incertidumbre en torno a la capacidad de la Administración Trump de implementar sus reformas y a sus relaciones con Rusia; así como a una “primera oleada de resultados que no parecen estar sorprendiendo positivamente al mercado”, apuntan desde Carax Alphavalue. La firma llama la atención sobre los máximos históricos del Nasdaq: “Lejos parece que quedan las dudas de junio”.

Superan también la fortaleza del euro, sobre la barrera de los 1,15 dólares. “La debilidad de la divisa americana la vemos también reflejada en el Dollar Index, que mide su evolución respecto a otras seis principales monedas, y que el martes caía a mínimos de septiembre de 2016. La libra ha frenado su ascenso después de tocar sus récords anuales”, detallan estos expertos. Y Renta 4 alerta de la "presión a la baja que supone para las exportadoras la escalada de la moneda única".

Vea también: Las acciones del Euro Stoxx 50 para buscar un rebote

Por su parte, Link Securities cree que con una “agenda macro muy liviana y una vez ‘superado’ el descalabro republicano en el Senado estadounidense (entendemos que para tapar la incapacidad de llegar a  un acuerdo para sustituir la ley sanitaria se volcarán en sacar adelante una nueva ley tributaria, lo que debe servir para tranquilizar a los inversores), la atención del mercado se centrará en las cifras trimestrales que presentan las distintas compañías, destacando en Estados Unidos los de Morgan Stanley y los de American Express; y, en Europa, los de Electrolux y los de la holandesa ASML Holding”.

Recordemos que este jueves se reúne el Banco Central Europeo (BCE) y, aunque no se esperan cambios ni en los tipos ni en los estímulos, el mercado no descarta variaciones en el lenguaje tanto del comunicado, como de su presidente, Mario Draghi.

“Si da a entender que está ya comenzando a plantearse iniciar el proceso de marcha atrás de sus políticas monetarias expansivas, vamos a asistir a un fuerte repunte de las rentabilidades de la deuda lo que generará tensiones en los mercados de renta variable de la región del euro. Por el contrario, si opta por mostrarse precavido y a la expectativa (el comportamiento reciente de la inflación le permite esta postura), los bonos van a subir y las rentabilidades a caer, lo que impulsará en bolsa a los valores de corte defensivo y penalizará el comportamiento de los bancos, al menos en el corto plazo”, señalan estos analistas.

Vea también: Telefónica: actualización del análisis