La CNMV ha decidido suspender la cotización de Abertis y Aena ante las informaciones que apuntan a una posible contraopa de la segunda sobre la primera. Los analistas valoran positivamente la puja de varios por la concesionaria.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido “suspender cautelarmente, con efectos inmediatos, la negociación” tanto de Aena como de Abertis, “mientras es difundida información relevante sobre las citadas entidades”.

El regulador toma esta medida ante la información publicada por Expansión este miércoles que apunta a una contraopa de la operadora aeroportuaria sobre la concesionaria que mejoraría la oferta presentada por la italiana Atlantia que, recordemos, es de 16,5 euros por acción.

Aunque las fuentes consultadas por el diario apuntan que esta opción está "en vía muerta", pues el Gobierno la habría desestimado al suponer "una nacionalización de Abertis"; otros informadores señalan que sigue estando abierta y "que podría activarse en cualquier momento para conservar la identidad española" de la compañía.

Vea también: "Repsol, un valor que sube a trancas y barrancas y tiene un movimiento muy subdividido al alza"

Con un Ebitda de 2.294 millones de euros en 2016 y una deuda de 8.000 millones de euros (apalancamiento de 3,6 veces Ebitda), Aena dispondría del 'músculo' suficiente para superar la OPA de Atlantia. De hecho, tendría diversos planes sobre la mesa para implementar la operación. Por un lado, una oferta completamente en efectivo; y, por otro, una en acciones o mixta, que requeriría de una ampliación de capital para el grupo, que capitaliza en Bolsa 25.200 millones de euros.

En este sentido, el Departamento de Análisis de Bankinter apunta que "no es seguro que la operadora aeroportuaria pudiera afrontar una operación de este tamaño en solitario… aunque sí podría liderar como socio industrial un consorcio que sí pudiera hacerlo. En una primera aproximación estimamos que, bajo la hipótesis de una oferta 50/50 acciones/efectivo y a 18 euros, sus ratios de apalancamiento (incluso si afrontara en solitario la operación) no se deteriorarían significativamente en 2018: DFN/Ebitda 2,5 veces vs. 2,3 veces y DFN/PN 1,1 veces vs. 0,92 veces, aunque obviamente ello dependería del descuento con el que realizase la ampliación de capital (para entregar las acciones nuevas a los actuales accionistas de la concesionaria)". 

Con todo, lo realmente importante para estos expertos es que "sigue tomando forma la posibilidad de ofertas alternativas para una compañía (Abertis) que ofrece una rentabilidad por dividendo entre 4,9% (2017e) y 5,6% (2018e) y que opera activos del perfil 'vaca lechera' en términos de generación de Cash Flow Libre, por lo que su atractivo no es despreciable para grandes fondos de inversión y gestores de infraestructuras internacionales en un contexto de tipos de interés en cero o próximos a cero. Recordamos que a principios de julio ya se filtró el interés por parte JP Morgan y Globalvía por analizar una hipotética contraoferta por su parte. Por eso, seguimos recomendando esperar una oferta alternativa por parte de un tercero o bien una mejora de Atlantia". 

Vea también: Las acciones del Euro Stoxx 50 para buscar un rebote

Para Renta 4 es "sorprendente que puedan lanzar la contraopa antes de que la CNMV apruebe la de Atlantia. Esta noticia sería positiva para los accionistas de Abertis, veremos para los de Aena. Reiteramos mantener la primera (con precio objetivo en los 15,8 euros), e infraponderar la segunda (145 euros)".

Finalmente, Pablo Garcia, de Carax Alphavalue, ha explicado en radio Intereconomía que esta posible fusión de ambas compañías podría ser realmente importante ya que forman parte del mismo sector de concesiones, aunque desempeñen diferentes actividades. “Es cierto que la fusión de Abertis y Atlantia es mucho más obvia, pero a lo mejor no se quiere pasar las fronteras”. Asimismo, añade que la contraopa "podría ser una posible estrategia para que la italiana ponga así más dinero sobre la mesa".

Vea también: Tres acciones del Ibex 35 para un rebote