Quería llegar el rebote al mercado español y por el momento parece que tendrá que esperar. El Ibex35 - que ha marcado su primer movimiento con una subida del 0,6% y sobre los 9.600 puntos- se mantiene plano en los 9.568 puntos. Una jornada en la que BBVA y Santander tratan de mantenerse en beneficios mientras que Telefónica se consolida entre los más penalizados de la sesión. En una sesión en la que el euro no consigue volver a los 1,40 dólares.
Vuelve a llegar aire a la renta variable europea…y lo hace en forma de subidas. Una revalorización del 0,10% que sitúa al Ibex35 en los 9.588 puntos. Y con el selectivo español, el resto de índices. El DAX suma un 0,4% y abre en los 4.671 puntos. El CAC-40 avanza ese mismo porcentaje y marca los 3.094 puntos mientras que el FT-100 supera el medio punto porcentual de revalorización y abre en los 4.214 puntos. Y es que el cierre del mercado americano no hace sino fortalecer esta tendencia: Wall Street cerró sus puertas con una revalorización del 0,53% gracias a que el índice del sector servicios mejoró más de lo esperado. Un optimismo del que no se contagiaron las plazas del continente asiático, donde el Nikkei cerró con una caída del 0,3%.

Gráfico Ibex35



Dentro del mercado español continúa la búsqueda de ‘novios’ para la participación que tiene Repsol en YPF. Esta mañana la prensa apunta a la petrolera China Nacional Petroleum Corp (CNPC) podría pagar hasta 14.500 millones de dólares por una participación del 75% de la filial argentina. Un interés todavía no confirmado pero que provoca un aluvión comprador en la petrolera española que suma algo más del punto porcentual en los primeros minutos de negociación. Sin dejar de lado el sector energético, las miradas apuntan a Gas Natural. La compañía ha firmado con Kitimat un principio de acuerdo por el que se concede a la gasista la opción de tomar una participación en un planta de gas licuado en Canadá. Operación recibida con una revalorización del 0,57%.

Sin embargo, líder de la sesión se proclama Banco Popular que suma un 1,87%, Ferrovial supera el 1,45% mientras que ArcelorMittal avanza un 1,5% en los primeros minutos de negociación. Y con ellos, los dos grandes bancos. Santander suma un 0,7% mientras que BBVA mantiene subidas algo más ligeras en la apertura, del 0,46% que le lleva a los 8,84 euros. Del resto de pesos pesados: Telefónica se deja un 0,09% un día después de que la Comisión Nacional de Competencia haya admitido que no ve concertación de tarifas entre la operadora, Vodafone y Orange. Iberdrola retrocede algo más del 0,1% en los primeros minutos de negociación.

Caídas que son superadas por valores como Inditex que descuenta un 0,39%, Acerinox se deja un 0,2% en el parqué mientras que Red Eléctrica o Grifols se anotan pérdidas por valor del 0,13% y 0,08% respectivamente.

Dentro el continuo español el mercado pendiente de la cotización de Jazztel que, al cierre de la sesión de ayer, adelantó parte de sus resultados. Los ingresos de la operadora se situaron entre los 106 y los 108 millones de euros, un 30% más que en el mismo período del año anterior. La compañía supera el 2% de revalorización animada además por las previsiones de que cerrará el segundo trimestre del año con un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de entre 7 y 8 millones de euros. Inbesos incrementa la revalorización de la operadora en la apertura. La compañía supera el 3% de revalorización un día después de anunciar que perdió 47,31 millones de euros en 2008, por debajo de las previsiones de los analistas. Algo más ligero es el beneficio del que disfrutan los títulos de Vueling. La aerolínea rebasa ligeramente el punto porcentual de beneficio tras anunciar que concluyó el segundo trimestre del año con una tasa de ocupación del 73,1%, superando en 3,7 puntos la cifras del mismo período del año anterior.

En terreno negativo cotizan valores como Metrovacesa. Se acerca al 5% de caída después de que su participada Gecina haya vendido un edificio de oficinas en París que le reportará 98 millones de euros. Una operación con la que la filial gala cierre las desinversiones por un total de 226 millones de euros del primer semestre del año.