Se preveía una jornada vibrante para la bolsa española y desde luego, las circunstancias no han decepcionado. Finalmente, y tras desinflarse tras la decisión de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, de no convocar unas elecciones que se daban por hecho, el Ibex 35 ha subido un 1,92% y ha cerrado en 10.347 puntos.

La mañana ha sido frenética en la bolsa de Madrid, con la publicación de las cuentas de pesos pesados como Banco Santander, Telefónica, DIA, Bankinter y Mapfre, que han presentado sus cuentas con una acogida diferente.

Sin embargo, lo que estaba en la mente de todos era el enésimo día clave para Cataluña. Alrededor de las doce de la mañana, algunas informaciones señalaban algo que no se esperaba al amanecer; la Generalitat de Cataluña iba a convocar elecciones, desatando así la euforia en un mercado que ha llegado a subir alrededor de un 2%, con los bancos adelantados. Al final después de un juego de horarios que se ha hecho eterno, el presidente del gobierno catalán ha comparecido para informar de que no habrá elecciones, con lo que la aplicación del 155 y la tensión que conlleva esta medida inédita continúa. Y así lo ha reflejado el Ibex 35, que ha pasado a desinflarse para luego decidir volver sobre la senda de las subidas.

Los valores que más han subido durante la sesión han sido Colonial, que se ha apuntado alzas del 4,45% y Siemens Gamesa, que se ha revalorizado un 4,25%.

Por el contrario, DIA, que ha publicado unas cuentas decepcionantes –y eso que el mercado no esperaba gran cosas-, ha protagonizado las mayores caídas de la sesión, al dejarse un 3,91%. Le ha seguido Acerinox, que ha cedido un 1,93%.  (DÍA cae en bolsa tras recortar sus previsiones)

Entre los grandes, subidas para los bancos, que hoy han celebrado, además, el anuncio del tapering del BCE (aunque el presidente de la entidad prefiere no llamarlo así). Santander ha subido un 3,21% tras la publicación de sus cuentas, BBVA se ha apreciado un 1,79% y Telefónica ha caído un 0,55%, también tras la publicación de los resultados. (Telefónica ganó 2.439 millones hasta septiembre)

Desde luego el anuncio de la reducción del programa de compras de activos del BCE (QE) prácticamente no ha sorprendido al mercado, que no dudaba que hoy era el día del anuncio. Las únicas variables para los expertos eran la duración y cómo se iba a hacer la reducción del tamaño de las compras. Al final, el BCE comenzará en enero rebajando la cantidad hasta 30.000 millones de euros (desde 60.000 millones ahora). El programa durará hasta septiembre del año que viene, o más si es necesario.

Como comenta Anna Stupnytska, economista global de Fidelity, “en general, si bien existen motivos para ser optimistas sobre las perspectivas de crecimiento y la declaración de hoy ha destacado las mejoras en una serie de indicadores, también existen otras muchas razones para que el BCE continúe con una política acomodaticia por más tiempo. Sigo esperando una retirada muy gradual de las políticas acomodaticias de compras de activos, que probablemente continúen más allá del horizonte temporal del nuevo programa anunciado hoy, es decir, más allá de septiembre de 2018”.

La cuestión ahora para los expertos es cuándo comenzará el BCE a subir los tipos de interés. Para Juan Enrique Cadiñanos, director de Admiral Markets en España, "han hecho referencia a que se mantendrán los tipos hasta, por lo menos, después de sus compras de deuda, lo que quiere decir que, salvo que haya algúnm cambio inesperado, los tipos de interés dejarán financiación al 0%, al menos hasta el ejercicio 2019". Para el experto, la resistencia del Ibex 35 tras esta noticia está en 10.400  puntos y el soporte en 10.130 puntos.

El optimismo de Mario Draghi sobre la economía ha alentado las compras en la renta variable y ha afectado al EURUSD, que se ha colocado en niveles de 1,1692 unidades. El experto de Admiral Markets señala que tras la reunión del BCE la resistencia para el par quedaría en 1,1730 y el soporte en 1,1670.
Pero si ha habido un activo que ha reflejado las medidas del BCE ha sido el bund alemán. La rentabilidad del bono a 10 años del país ha caído un 9% tras el anuncio, hasta el 0,44%.

bund alemán

En el mercado de las materias primas, el oro se coloca en 1.278 dólares la onza y el barril de Brent se mueve con alzas  en 58,66 dólares.