Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 5.077 millones de euros en los primeros nueve meses de 2017, lo que supone un incremento del 10% respecto al mismo periodo del año anterior, tras destinar 515 millones de euros a cargos extraordinarios.

Según ha comunicado Banco Santander a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el crecimiento del resultado se produjo gracias al aumento en la calidad y la recurrencia de los ingresos, junto con el control de costes y una mejora en la calidad del crédito.

El margen bruto aumentó un 12%, hasta 36.330 millones de euros (+10% en euros constantes), mientras que el margen de intereses y los ingresos por comisiones repuntaron un 12% y un 15%, respectivamente (10% y 12% en euros constantes).

En el tercer trimestre, el grupo se apuntó unos cargos no recurrentes de 300 millones de euros por la integración del Popular (anunciados en el momento de la adquisición), de 85 millones de euros, principalmente por la integración de la unidad minorista y de la banca de consumo en Alemania, y de 130 millones de euros por empresas participadas, activos intangibles y otros conceptos.

Sin estas partidas extraordinarias, el beneficio ordinario fue de 5.592 millones de euros, un 14% más en euros constantes (es decir, excluyendo el impacto de los tipos de cambio).

El número de clientes vinculados (personas que consideran Santander su banco principal) aumentó en 1,7 millones en los últimos doce meses, hasta 16,5 millones (sin Popular), mientras que el crédito y los recursos de clientes se incrementaron un 1% y un 8%, respectivamente, en euros constantes.

Los clientes que utilizan servicios digitales aumentaron en más de cuatro millones en los últimos 12 meses, hasta 24,2 millones (sin Popular).

La morosidad bajó hasta el 4,24%, desde el 5,37% de junio de 2017, debido principalmente al acuerdo para vender la cartera de 30.000 millones de euros de activos inmobiliarios de Popular. Sin Popular, la ratio de mora se redujo hasta el 3,51%.

En los últimos 12 meses, el retorno sobre el capital tangible (ROTE) ordinario ha aumentado en 90 puntos básicos a 11,8% (con Popular), uno de los mejores del sector.

El valor neto contable (TNAV) por acción aumentó un 2% a 4,20 euros, y el beneficio por acción subió un 6% a 0,316 euros (+11% si se tiene en cuenta el beneficio ordinario).

La ratio CET 1 fully loaded aumentó ocho puntos básicos en el trimestre, hasta el 10,80%, lo que la sitúa significativamente por encima del requerimiento mínimo de capital regulatorio previsto para 2019 (9,5%). Excluidos los extraordinarios, la ratio de capital habría aumentado al 10,86%.

 

 

En los nueve primeros meses del año el beneficio ordinario creció en nueve de los 10 mercados principales. Entre enero y septiembre, Europa aportó un 52% de los beneficios y América, un 48%.

En España, sin contar Popular, el beneficio atribuido de Banco Santander aumentó un 61%, hasta 914 millones de euros, por el efecto de un cargo neto extraordinario de 216 millones de euros del año anterior.

Sin este impacto, el beneficio creció un 16%, gracias a la captación de clientes y al aumento de la transaccionalidad como resultado de la estrategia 1I2I3.

El crédito nuevo aumentó significativamente, con un crecimiento del 30% en hipotecas y del 14% en crédito al consumo. La morosidad bajó en 83 puntos básicos, hasta el 4,99%, en los últimos 12 meses.

En cuanto a Popular, la entidad generó una pérdida atribuida de 122 millones de euros por un cargo no recurrente de 300 millones de euros registrado en el tercer trimestre para costes de integración.

Banco Santander también ha comunicado que en el tercer trimestre del año avanzó significativamente en el proceso de integración: completó una ampliación de capital de 7.072 millones de euros; acordó la venta del 51% de los activos inmobiliarios a Blackstone; inició el cambio de marca, y abrió la red de cajeros de Santander a los clientes de Popular.

Asimismo, la entidad ha resaltado que el bono de fidelización para clientes que compraron acciones del Popular entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016 cuenta ya con una aceptación de más del 60% del máximo importe posible de la emisión.