La compañía de fabricación de componentes para el automóvil y biocarburantes CIE Automotive logró en los nueve primeros meses del año un beneficio de 165,9 millones de euros, un 35% más que en el mismo periodo del año anterior donde se quedó en los 123 millones, lo que significa mantenerse en cifras récord de la compañía y superar las expectativas del mercado.

La facturación del grupo con sede en Bilbao ha sido de 2.691,5 millones de euros, un 30% más que el pasado ejercicio, destacando un crecimiento orgánico del 14,7% en su división de automoción, que ha supuesto batir el desempeño de todos los mercados en los que está presente.

Con respecto al ebitda (resultado bruto de explotación), CIE Automotive ha logrado 399 millones de euros, un 31% más que en el mismo periodo de 2016, mientras que el ebit (resultado neto de explotación–)ha aumentado hasta 284 millones de euros, un 36% más.

Por su parte, su filial Global Dominion, que también cotiza en el mercado continuo, ganó hasta septiembre 15,4 millones de euros, lo que supone un incremento interanula del 16%. Entre enero y septiembre, la compañía de servicios tecnológicos mejoró su cifra de negocio ajustada un 23%, hasta alcanzar los 502,6 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 37,3 millones de euros, un 17% más.

Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive, ha destacado que "nuestros objetivos estratégicos siguen acercándose con mayor celeridad de lo inicialmente comprometido, gracias a la combinación del mejor posicionamiento ante nuestros clientes, de la buena evolución de nuestra cuota de mercado de las diferentes geografías y de una gestión totalmente focalizada en la generación de valor”. Por su parte, para Antón Pradera, presidente de la compañía "probamos día a día que el modelo de negocio de CIE, con su flexibilidad y diversificación, es óptimo para aprovechar los grandes cambios que se están produciendo en el sector y de los que ya formamos parte con gran éxito”.