Ascensos en las Bolsas europeas tras el último atentado en Londres y con las elecciones británicas y la reunión del BCE como claves de la semana. El Ibex, pendiente un día más de la sangría de Banco Popular, se aleja de los 10.900 puntos. Mientras, el euro cede en los 1,12 dólares; y el petróleo rebota sobre los 50 dólares el barril de Brent.

El Ibex 35 abre con caídas del 0,18%, hasta los 10.885 puntos, y el protagonista por excelencia del selectivo, Banco Popular, se gira a la baja tras iniciar la jornada en positivo y cae un 14%. El viernes se hundía un 17% en una sesión de extrema volatilidad para la entidad que no termina de encontrar una solución para ser viable y su capitalización es ya la más baja del selecitvo. “Su agonía es la noticia del día para inversores y operadores”, señala Ramón Morell, analista de ETX Capital.

Con permiso del banco capitaneado por Emilio Saracho, Inditex, lidera los ascensos del selectivo en el arranque de la semana; mientras que Gas NaturalBankia, que ejecuta este lunes su ‘contrasplit’ de cuatro acciones por una, encabezan las pérdidas.

Sin la referencia del mercado germano, cerrado por festivo, el resto de índices del Viejo Continente opta también por las compras, tras el último atentado terrorista en Londres y con la vista puesta en las elecciones de Reino Unido y la reunión del Banco Central Europeo (BCE), ambas se celebran el jueves, 8 de junio.

Vea también: Esta semana pondrá a prueba a los mercados

La libra se debilita frente a sus principales cruces, mientras el Dollar Index ha visto su nivel más bajo desde los comicios de Estados Unidos de noviembre, a vueltas con un Informe de Empleo de mayo peor de lo esperado, que pone en ciertas dificultades a la Reserva Federal (Fed) cuando se reúna la próxima semana. Con todo, Michael Hewson, de CMC Markets UK, cree que estos datos “no detendrán al banco central a la hora de aumentar los tipos tal y como descuenta el mercado”.

Mientras, a este lado del Atlántico los conservadores han perdido terreno respecto a los Laboristas de cara a las elecciones del jueves, y se espera volatilidad en la divisa, tras los trágicos sucesos de Londres del sábado y con las brechas de las encuestas “variando entre uno y 12 puntos a favor de la formación liderada por la primera ministra británica, Theresa May (…) el resultado parece tener toda la previsibilidad de un lanzamiento de monedas”, apunta este experto.

En lo que respecta al encuentro del BCE, la clave estará en un posible cambio del lenguaje de la autoridad monetaria respecto a los estímulos. El mercado no espera cambios en los tipos, ni tampoco en el programa de compras de deuda (QE), pero se plantea la posibilidad de que el presidente, Mario Draghi, se muestre más ‘duro’ respecto a la evolución del precio del dinero, eliminando algunas de las referencias más acomodaticias, como la de que podría ser menor. En este contexto, el euro se cruza en los 1,12 dólares y los expertos de Morgan Stanley han revisado sus estimaciones para el cierre de año del cruce y ahora aguardan que alcance los 1,18, frente a los 0,97 previos.

Vea también: La ruptura de los mínimos de mayo nos deja en fase de consolidación

Desde Link Securities señalan "que es factible que en el comunicado post-reunión se modifique la mención a los 'riesgos a la baja' de le economía de la región, y se hable de 'equilibrio' de los mismos, y que se retire la afirmación de que sigue dispuesto a aplicar nuevas medidas no convencionales de política monetaria de ser necesario. Nosotros no estamos convencidos de que vaya a forzar en este sentido, y ello a pesar de la fuerte presión que vienen ejerciendo los consejeros alemanes. El posible impacto negativo en los mercados de renta fija y variable de estos cambios en un momento en el que todavía queda por cerrar el 'tema griego', en el que las negociaciones del Brexit están en precario y en el que un potencial adelanto electoral en Italia podría volver a generar tensiones en los mercados financieros de la región, nos hace pensar que no 'arriesgará” en esta ocasión y mantendrá ambos puntos en su comunicado".

Así las cosas, la firma adelanta una "semana complicada, en la que, una vez más, los acontecimientos políticos influirán en la marcha de los mismos, imponiéndose a los fundamentales. Recomendamos en este sentido cierta prudencia a la hora de operar, más aún teniendo en cuenta que los máximos históricos de Wall Street dan cierto vértigo, con muchas compañías descontando 'el mejor escenario'". 

Finalmente, en otros mercados, el petróleo remonta posiciones, con el barril de Brent sobre los 50 dólares, y el de West Texas de los 48 dólares. A pesar de que la petrolera rusa Rosneft ha señalado a Financial Times que incrementará su producción si el acuerdo de congelación llegara a un fin repentino. Pero con la noticia de que Arabia Saudí, Baréin, Egipto y los Emiratos han cesado sus relaciones diplomáticas con Qatar acusando al país de financiar y apoyar a grupos terroristas. 

Vea también: "Si llega la corrección es para comprar, no un techo de mercado"