Aunque el Ibex perdió fuelle al cierre de la sesión terminó ésta con una subida del 1,19% hasta los 7.427,80 puntos lo que lleva al selectivo español a firmar una revalorización del 7,07% durante estos últimos cinco días. Subió el Ibex 35 y lo hizo en el día de hoy con el apoyo de los dos grandes bancos del parqué –Santander y BBVA- y de Telefónica que se revalorizó al cierre un 1,38%. Compras generalizadas en el resto de plazas bursátiles europeas, salvo el Dax alemán, que aguantaron el envite de los números rojos de Wall Street. En el resto de mercados, el petróleo operó a la baja en el nivel de los 42 dólares mientras que el euro cerró a 1,2884 dólares.
Jornada de más a menos. Y es que, al final el Ibex se desinfló al calor de una sesión, la neoyorquina donde imperan los recortes. Aún así, al término de la jornada, el selectivo español sumó un 1,19% hasta los 7.427,80 puntos apoyado por el tono positivo de los grandes del parqué, salvo de Repsol que cerró con una caída del 1,46% afectado por una mala recomendación de Credit Suisse que recortó el precio de la petrolera hispano-argentina de 13 a 12 euros. Entró dinero, sin embargo, en el resto de blue chips del parqué y en especial en Telefónica que repuntó al cierre un… el día en el que se conoció que está interesada en comprar las empresas alemanas de telefonía e Internet Hansenet y United Internet para convertirse en el principal rival de Deutsche Telekom en el negocio de líneas fijas.

Compras también en los dos grandes bancos del parqué. Santander cerró el día con un repunte del 3,14% mientras que BBVA sumó al cierre un 2,39%. Este viernes, la entidad vasca celebró junta general de accionistas. Un acto en el que su presidente Francisco González pidió un pacto económico y social para solventar la crisis. Además, el directivo se mostró contrario a mantener en pie con ayudas públicas entidades “irremediablemente dañadas”. La terna de blue chips la completa Iberdrola que terminó este viernes con una subida del 2,45% una jornada en la que ACS pidió, a través de un requerimiento notarial, a la eléctrica vasca entrar en su consejo de administración. ACS es el primer accionista de Iberdrola con una participación del 12,6%. Además, el propio Florentino Pérez ha pedido en persona a Ignacio Sánchez Galán un puesto en el consejo de Iberdrola. Las acciones de ACS, por su parte, cerraron con un ligero repunte del 0,91%. 

Gráfico Ibex 



Más allá de los grandes del parqué, Gamesa fue la auténtica estrella de la jornada con una subida del 6,11% mientras que BME se revalorizó un 3,38%, Mapfre un 4,58%, REC un 2,20% e Iberdrola Renovables un 1,02%. Entre tanto, Acerinox fue una de las cruces de la moneda. Terminó el día con un recorte del 4,86% después de que ayer los analistas de Goldman Sachs añadieran las acciones de esta empresa a su lista “conviction sell” y bajaran su precio objetivo de 8 a 7 euros. Para Goldman su decisión se argumenta en el hecho de que la valoración de Acerinox no refleja la actual debilidad y exceso de capacidad de la industrial mundial del acero inoxidable. Castigo importante también hoy para las acciones de Bankinter que cayeron un 4,15% mientras que Gas Natural recortó un 5,12%. Según el folleto de ampliación de capital que la gasista catalana ha entrado a la CNMV, el grupo resultante de la unión entre Gas Natural y Unión Fenosa recortará sus inversiones en más de 11.000 millones de euros.

Al margen del Ibex, en el mercado continuo, Metrovacesa (20%), Prisa (18,44%) y Renta 4 (16,86%) lideraron los avances del mercado mientras que Reyal Urbis cayó un 19,93% tras subir más de un 79% hace dos jornadas. Recortes también para Aguas de Barcelona (-9,42%) mientras que Parquesol cerró con una caída del 6,97%. 

Compras generalizadas en el resto de plazas bursátiles europeas, salvo en el Dax alemán que cedió al cierre un 0,07%. Por su parte, el Cac parisino se revalorizó un 0,42% mientras que el Ftse de Londres sumó un 1,12%. Dentro del Eurostoxx (0,35%), Deutsche Boerse (9.90%), ING (3,805) y France Telecom (3,27%) comandaron los avances mientras que Enel fue la cotizada más penalizada del día con una caída del 7,23% afectada por una mala recomendación de UBS que recortó la nota sobre las acciones de la eléctrica italiana de comprar a neutral. Además, en la jornada de este viernes se conoció que Bruselas decidirá antes del 17 de abril si autoriza a Enel a hacerse con el control total de Endesa. Salió dinero también de valores como Nokia que perdió un 4,05% y de Saint Gobain que cerró con una caída del 2,59%.