Una nueva prueba con armas nucleares por parte de Corea del Norte  es la que ha originado las caídas de la sesión en Europa. Los temores a un recrudecimiento de las tensiones con Estados Unidos y la falta de la referencia de Wall Street, que hoy permanece cerrado han sido los causantes de las ventas en todo el continente. El selectivo español vuelve a colocarse a la cabeza de las caídas.

El Ibex 35 ha sido incapaz, de mantenerse por encima de 10.250 puntos. El índice se deja un 0,80% y cierra en 10.243 puntos.

Al final de la jornada, dentro del índice solo dos valores han conseguido mantenerse en positive, Acerinox y ACS, con alzas del 0,77% y el 0,17%%, respectivamente.

Las mayors caídas han sido para Banco Sabadell, que se ha dejado un 2,78%%. Entre las grandes,Banco Santander ha cedido un 0,68%, BBVA ha retrocedido un 0,85% y Telefónica ha caído un 1,14%.

La operadora que preside José María Álvarez Pallete ha sido una de las protagonistas de la sesión después de que JP Morgan le haya rebajado la recomendación hasta mantener y el precio objetivo  hasta 10,5 euros por acción, el nivel más bajo desde 2015.  A este nivel, no obstante, en la firma le siguen otorgando un potencial de casi un 20% desde los niveles actuales.

Además, hoy Cellnex Telecomha anunciado la compra del operador holandés Alticom por un importe de 133 millones de euros.

Desde el punto de vista económico, hoy se ha conocido que el paro aumentó en 46.400 personas el mes pasado en nuestro país. Se trata del peor dato de Agosto desde 2008, según los datos oficiales.  Se acaba así con una racha de seis meses consecutivos de creación de empleo. Agosto es estacionalmente malo para el empleo, ya que se acaban muchos contratos del sector servicios.

En el mercado de divisas, los operadores siguen muy pendientes de la evolución del Euro, aunque probablemente en los próximos días la cotización de la moneda europea siga en compás de espera, hasta que el Banco Central Europeo se reúna el próximo jueves. Los traders especulan con la posibilidad de que el presidente de la autoridad monetaria manifieste su preocupación por la fortaleza de la divisa.  El EURUSD siguen por encima de 1,19.

Algo importante durante la primera sesión de esta semana ha sido el repunte del oro, que vuelve a retomar su papel de active refugio ante el aumento de la tension con Corea del Norte y se sitúa cerca de sus máximos de casi un año, cerca de 1.340 dólares la onza.

Por su parte, el precio del brent se ha reducido casi un 0,7%, y cotiza en 52,4 dólares el barril.