El Ibex 35 se despide de la semana dejándose un 3.8% y perdiendo la cota psicológica de los 9.000. En total el selectivo se ha dejado a lo largo de la semana un 5%, para cerrar hoy en los 8.923. Muchos son los factores que han pesado en la sesión de hoy. A los problemas de la deuda española se suma el nuevo varapalo que llega desde Hungría y los malos datos de desmpleo que han llegado desde Estados Unidos. Todo esto lastra la relación euro dólar, que se coloca ya en el entorno de los 1,20 dólares mientras que en el mercado de materias primas el barril de referencia en Europa se sitúa en los 73 dólares.
Se acumulan los problemas en la zona euro. La prima sobre la deuda española supera ya el 4,5% mientras que el diferencial con el bono alemán se dispara rozando los 200 puntos básicos. Además de todo esto hoy se ha hecho público que Hungría falseó sus cuentas, como ya lo hizo Grecia. El propio ejecutivo húngaro ha asegurado que el gobierno anterior mintió acerca de la economía del país y que la situación a día de hoy es muy grave, tanto que se habla de un posible default.
 
Por otro lado los datos llegados del otro lado del Atlántico tampoco han animado las plazas europeas y es que los 431.000 puestos de trabajo creados en EEUU durante el mes de mayo no han satisfecho las expectativas del mercado lo que se ha dejado notar en las plazas europeas.
 
Así las cosas han sufrido de manera especial las dos grandes entidades bancarias del parqué. BBVA se ha dejado un 6,84% mientras que Santander se deja un 5,78%. Sin embargo es una constructora la más castigada hoy. Sacyr Vallehermoso se ha dejado al cierre un 7,75%.
 
Entre los demás pesos pesados del índice español Telefónica es el menos perjudicado. La operadora se ha dejado 2,56%. Por su parte Repsol e Iberdrola recortan al cierre un 3,11% y un 4,62% respectivamente.
 
La mejor de la jornada ha sido Ebro Puleva, que ha cerrado plano.
 
En cuanto al mercado continuo las alzas más abultadas han sido para Fluidra, Lingotes y Bodegas Riojanas, mientras que el lado negativo, amplio lado negativo lo protagoniza NH Hoteles, Vueling y Antena 3.