El selectivo español ha logrado convertirse en uno de los grandes índices europeos que mejor se ha comportado durante la sesión, tras haberse resuelto ayer uno de los obstáculos que más pesaban sobre él, el Popular.

Salvado el escollo, el Ibex 35 ha subido un 0.75% y ha vuelto a conquistar la cota de 10.900 puntos. En concreto, ha cerrado en 10.953%.

El valor que mejor se ha comportado durante la sesión ha sido el Santander, que ha cerrado con alzas del 5,24%. Al mercado le gusta la operación por la que se ha hecho con su rival Popular.

La compra sigue siendo el protagonista indiscutible de la sesión. Incluso ha sido objeto de varias preguntas durante la reunión del BCE hoy en Tallín. Conforme pasan las horas se sabe que el Popular estaba en las últimas y que la retirada de depósitos de sus clientes alarmados por la situación había hecho que el banco no tuviera liquidez ni tan siquiera para abrir al día siguiente.

De hecho, el BCE asegura que la decisión de intervenir a la entidad fue por motivos de liquidez y que nunca se llegó a analizar la solvencia del banco. También se ha conocido que la decisión de otorgar la venta al Santander se hizo por criterios de precio.

El valor más bajista del selectivo ha sido Bankia, que ha cedido un 1,67 y Meliá, que se ha dejado un 1,57%. Entre las grandes, BBVA ha subido un 1,54% y Telefónica se ha apuntado un 0,55%

Sin embargo, más allá del Santander y del primer día sin Popular en los mercados, hoy han sido protagonistas muchos valores del continuo  que se han visto contagiados por los temores de los inversores tras las pérdidas del Popular ayer.

Casi dos decenas de valores se han dejado entre un 5 y un 18%. La mayor caída, ha sido para Liberbank, que ha cedido más de un 15%, seguido de Duro Felguera, OHL, Prisa y GAM. En la lista también se encuentran Abengoa, o Amper, entre otros muchos. Los inversores comienzan a vigilar más de cerca la robustez de sus balances porque tras el Popular ya no hay inversión segura.

Por el lado empresarial, Iberdrola ha llegado a un acuerdo para fusionar Neoenergía y Elektro y abre la opción de sacar a bolsa la que será la mayor eléctrica de Brasil, con más de 13 millones de clientes. Iberdrola tendrá más de un 52% del capital de la firma y no descarta su salida a bolsa.

Más allá de las noticias meramente empresariales, el mercado está muy pendiente de lo que ocurra hoy en las elecciones parlamentarias del Reino Unido.

Por otro lado, la reunión del consejo de política del BCE ha decepcionado con un mensaje más dovish de lo esperado, en un día en el que los miembros de la institución han rebajado sus expectativas de inflación.

Por el momento la autoridad monetaria no ha hablado de subida de tipos de interés o del final del QE. Es más, aunque no es el escenario que espera Mario Draghi –que afirma que la eurozona ya no está en riesgo de deflación-, el presidente de la institución no descarta volver a bajar los tipos si es necesario.

En este entorno, el Euro se ha debilitado frente al dólar y se mueve en 1,1218. El Brent ha caído un 0,5% y cotiza en 47,98 dólares por acción y el oro se deja un 0,61% y una onza se vende a 1.284 dólares.