Ni el BCE ha logrado reactivar la racha de subidas del Ibex 35, ni del resto de plazas europeas que hoy han cerrado con un rojo uniforme. El selectivo español ha terminado con un descenso del 0,74%, en 10.683 puntos.

El valor que mejor se ha comportado durante la sesión ha sido Viscofán, que se ha apreciado un 4,78% tras presentar unos beneficios de 31,6 millones de euros, mejores de lo que estimaba el consenso. Las cuentas han sido un 15,8% superiores a las del mismo periodo del año anterior.

Por el contrario, Banco Popular vuelve a experimentar la mayor caída del selectivo, al dejarse un 6,13% en un día en el que de nuevo se sigue a vueltas con el futuro de la entidad que preside Emilio Saracho. Esta vez han sido los analistas de Societe Generale, que han afirmado que el mercado podría exigir un descuento de hasta un 35% en la ampliación de capital que podría llevarse a cabo y que  ellos valoran en 3.100 millones de euros.

En la firma francesa tampoco descartan –como no lo hace su directiva-, una adquisición.  Entre los posibles candidatos, según estos analistas, se encontrarían Bankia, entre otras entidades españolas como BBVA.

Acerinox ha sido la segunda compañía que más ha caído hoy en bolsa tras publicar sus cuentas trimestrales. En concreto, se ha dejado un 4,23%. La acerera ganó 98 millones de euros frente a las pérdidas de 106 millones de euros en el primer trimestre del año anterior.

Entre las grandes, el BBVA ha terminado con un descenso del 2,06% tras un día en el que también ha tenido que presentar resultados. En concreto, la firma ganó 1.199 millones de euros, un 69% más que un año antes. La sociedad afirma que "buena evolución de los ingresos recurrentes, a la moderación de los gastos y a la reducción de los saneamientos”, han posibilitado estas cifras.  México sigue siendo la zona en la que el banco gana más dinero, en concreto, 536 millones de euros.  Santander se ha dejado un 0,88% y Telefónica ha cedido un 1,54%

No ha sido el único banco en publicar sus cuentas. Bankinter ganó 124,4 millones de euros en el trimestre, un 18,7 más que un año antes.

Hoy también se han conocido datos sobre la posible operación corporativa entre Atlantia y Abertis. Reuters ha publicado que el grupo italiano ya ha tenido conversaciones con un grupo de bancos para financiar la oferta que prepara sobre su rival española.  La operación crearía un titán del sector con un valor de más de 35.000 millones de dólares.

Por cierto, la filial de telecomunicaciones de Abertis, Cellnex, ha celebrado su Junta de Accionistas. Su presidente ha dicho que la empresa cuenta con 2.000 millones de euros para realizar adquisiciones.

Fuera del terreno corporativo, hoy hemos conocido que el paro subió en 17.200 personas durante el primer trimestre del año, un 0,4% sobre los tres meses anteriores. El número de desempleados ascendía a finales de marzo a 4,255 millones de personas, según la EPA.

Fuera de España, la jornada ha estado marcada por la reunión del BCE en la que Mario Draghi ha afirmado que la recuperación económica de la eurozona sigue robusteciéndose, aunque ha dicho que siguen existiendo riesgos, sobre todo los derivados de todos los conflictos geopolíticos que se producen a nivel mundial.

El presidente de la autoridad monetaria ha insistido en que mantendrá el actual programa QE hasta diciembre de este año, al menos,  y aunque no ha sido muy claro, no ha querido afirmar que la autoridad monetaria no piensa en subir los tipos de interés antes de finalizar este programa. Lo que sí ha hecho es poner énfasis en la evolución de los precios, ya que considera que no están acercándose al objetivo a largo plazo de la institución, en el 2%.

En Estados Unidos, muy pendientes de la evolución de las bolsas como reacción a la presentación del presidente Donald Trump de los detalles sobre el plan de reforma fiscal que pretende llevar el tipo de sociedades hasta el 15% desde el 35% actual. La mayor parte de los expertos consideran que este porcentaje es solo un punto de partida y que el debate en el congreso será duro y difícil y que probablemente la rebaja será menor. El presidente tendrá que explicar cómo quiere financiar esta medida y cómo puede afectar al crecimiento.

.