El Grupo BBVA obtuvo, entre enero y marzo de 2017, un resultado atribuido de 1.199 millones de euros, un 69% superior al del mismo periodo de 2016 (+79,2% en términos constantes) y el más alto de los últimos siete trimestres. El resultado atribuido trimestral creció en todas las áreas de negocio en términos interanuales. La buena evolución de los ingresos, la moderación de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos son los principales factores que explican el crecimiento.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, señaló que “el resultado de enero a marzo crece en todas las áreas de negocio y demuestra la capacidad de BBVA para generar ingresos recurrentes en cualquier entorno”. Destacó asimismo como factores decisivos “los menores saneamientos y el esfuerzo realizado en el control de los costes”. Los ingresos recurrentes generados entre enero y marzo (margen de intereses más comisiones) evolucionaron de forma muy positiva. El margen de intereses mantuvo la tendencia creciente y ascendió a 4.322 millones de euros, un 4,1% superior al del mismo periodo del año anterior (+9,2% a tipos de cambio constantes). El comportamiento de las comisiones se vio favorecido por la recuperación de la actividad en los negocios mayoristas. Esta línea creció un 5,4% interanual (+9,4% sin considerar el efecto de las divisas) hasta alcanzar 1.223 millones de euros.

Por su parte, el margen bruto alcanzó los 6.383 millones de euros, un 10,3% superior al generado en el primer trimestre del año anterior (+15% excluyendo el impacto de las divisas). En el crecimiento de esta partida contribuyeron tanto los ingresos típicos del negocio bancario, 27.04.2017 como la fortaleza de los ROF. En esta línea se han registrado las plusvalías generadas con la venta del 1,7% del banco chino CNCB (204 millones de euros antes de impuestos). En el primer trimestre se hizo muy patente el esfuerzo realizado en la contención de los costes. Por un lado, los planes de eficiencia dieron sus frutos; a esto se unió la materialización de ciertas sinergias. Todo ello llevó a una disminución de la línea de gastos en términos anuales del -1,2% (+1,8% a tipos de cambio constantes) y a una mejora del ratio de eficiencia, que cerró por debajo del umbral del 50% (en 49,1%).

El ratio es considerablemente mejor que el de la media de los principales competidores europeos (68,2%, a finales de diciembre). En consecuencia, la evolución de ingresos y costes generó unas ‘mandíbulas positivas’, un término financiero que expresa gráficamente esta progresión. En este contexto, el margen neto alcanzó los 3.246 millones de euros, con un crecimiento del 24,2% al compararlo con el del primer trimestre del año pasado (+31,5% excluyendo el efecto de las divisas). Por otra parte, los indicadores de riesgo siguieron evolucionando de forma positiva. La tasa de mora continuó la tendencia a la baja iniciada en septiembre de 2015 y terminó el trimestre en un 4,8%, frente al 4,9% de diciembre. La tasa de cobertura mejoró ligeramente hasta alcanzar el 71% y el coste del riesgo cerró a niveles del 0,9%. En términos de solvencia, BBVA incrementó el ratio CET1 fully-loaded en 11 puntos básicos en el trimestre hasta alcanzar un 11,01%, en línea con el objetivo para 2017 (11%). El ratio de apalancamiento fully-loaded se situó en marzo en un 6,6%. El Grupo BBVA mantiene un ratio de liquidez (Liquidity Coverage Ratio o LCR) superior al 100% en todas las geografías en las que está presente.

En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela, a 31 de marzo, ascendió ligeramente (+0,3%) con respecto a la cifra del pasado mes de diciembre, como consecuencia del aumento de los volúmenes de crédito en las geografías emergentes. En España, la tendencia siguió siendo la misma que en períodos previos: desapalancamiento, a pesar del buen comportamiento de la nueva facturación, que mostró unos crecimientos interanuales del 13,6% en empresas y 30,7% en consumo. A cierre de marzo, esta línea alcanzó 431.899 millones de euros. Los depósitos de la clientela registraron una ligera disminución en el trimestre (-0,7%), influidos por el retroceso de las cesiones temporales de activos y otros depósitos y, en menor medida, del plazo.

El saldo a 31 de marzo era de 398.499 millones de euros. Transformación del banco En este trimestre se han vuelto a poner de manifiesto los avances en la transformación de BBVA para ayudar a sus clientes. A cierre de marzo, BBVA tiene 19,3 millones de clientes que se relacionan con el banco por canales digitales (un 20% más que en marzo de 2016). De estos, los clientes que interactúan a través del móvil suman 13,5 millones, lo que supone un 41% interanual más. Uno de los objetivos del banco es incrementar las ventas digitales en todas las franquicias.

En España, el porcentaje de transacciones que se realizaron por canales digitales en los tres 27.04.2017 primeros meses del año fue del 24%, frente al 17,1% de media en 2016. En Turquía, la geografía donde la digitalización tiene un mayor peso, el porcentaje pasó del 25,2% en 2016 al 30,1% en los tres primeros meses de 2017. El resto de geografías también presentó crecimientos en las ventas digitales. Hasta marzo, en Estados Unidos representaban un 21,7%; en América del Sur, un 22,3%; y en México, un 13,6%.

 El margen de intereses generado entre enero y marzo disminuyó un 2,4% interanual, a pesar de que la gestión de precios dio sus frutos y se vio una mejora del diferencial de la clientela. Tal descenso se debió a los menores volúmenes de crédito y a ventas de cartera mayorista (esto último con impacto positivo en la línea de ROF). Por otro lado, la positiva contribución de los negocios mayoristas favoreció la recuperación de las comisiones (+8,6% versus las del cuarto trimestre). Destacó también el buen desempeño de los resultados de operaciones financieras, que crecieron un 28,4% con respecto al trimestre anterior. Por su parte, la partida de gastos de explotación se redujo un 4% en los últimos doce meses. Un trimestre más, los saneamientos descendieron de forma significativa (-36% en términos interanuales). Sin embargo, en la línea de provisiones se incorporaron 148 millones de euros brutos por costes de reestructuración destinados a seguir mejorando la eficiencia del área. Los indicadores de calidad crediticia continuaron estables en el trimestre.

La tasa de mora se mantuvo en el 5,8% y la cobertura en el 53%. El resultado atribuido fue de 375 millones de euros, un 54,2% superior al del primer trimestre del año anterior. El área de Non Core Real Estate disminuyó su exposición neta en los últimos tres meses un 9%, hasta alcanzar los 9.293 millones de euros, gracias fundamentalmente a las últimas ventas mayoristas de activos. La estrategia del Grupo BBVA está orientada a acelerar las ventas y aminorar la cartera, aprovechando la recuperación del mercado inmobiliario. Esta área de negocio presentó un resultado acumulado hasta marzo de -109 millones de euros. Para explicar mejor la evolución del negocio de las áreas con moneda distinta a la del euro, las tasas de variación expuestas en adelante se refieren a tipos de cambio constantes. En Estados Unidos, el foco en la gestión de precios y la subida de tipos de interés favorecieron el avance del margen de intereses (un 8,2% interanual). Destacó, asimismo, el buen comportamiento de las comisiones (+15,5% versus el del mismo período de 2016). Todo ello, unido a la buena evolución de los costes (-0,9% interanual), impulsó el crecimiento del margen neto un 20,8% al compararlo con el del mismo período del año anterior. Por su parte, la calidad crediticia del área se comportó favorablemente. La tasa de mora se ubicó en el 1,3% en marzo, mientras que la cobertura cerró en el 107%. El resultado atribuido del área fue de 134 millones de euros, un 163% más que en el primer trimestre de 2016 (en el que las carteras del sector energético se vieron impactadas por la caída del precio del petróleo). En México la mejora de las perspectivas económicas se trasladó a la divisa.

Asimismo, la actividad registró un buen comportamiento a pesar de la moderación del entorno durante el periodo. Los ingresos recurrentes presentaron crecimientos interanuales del 8,4% en el margen de intereses y del 12% en las comisiones. La disciplina en costes mantuvo el ascenso de la 27.04.2017 línea de gastos muy por debajo del mostrado por el margen bruto e impulsó el crecimiento del margen neto hasta un 16,9% interanual. En cuanto a la calidad de los activos, la tónica fue de estabilidad de los principales indicadores de riesgo. En este sentido, las tasas de mora y cobertura cerraron en marzo en el 2,3% y el 128%, respectivamente. El resultado de México del primer trimestre ascendió a 536 millones de euros, con tasas de crecimiento interanual de doble dígito alto (+19,2%). En lo que respecta a Turquía, cabe destacar que BBVA completó en marzo la adquisición del 9,95% adicional en el banco turco Garanti, con lo que la participación total asciende actualmente al 49,85%. Por lo demás, en el primer trimestre, esta área continuó experimentando un elevado dinamismo en la actividad. El volumen de negocio, unido a la gestión de precios, impulsó el crecimiento del margen de intereses un 27% interanual. Por su parte, las comisiones avanzaron un 14,6%. Ambas partidas fueron los catalizadores del incremento del margen bruto (+21,3% interanual).

Todo ello, junto a la moderación de los gastos, favoreció un aumento del margen neto del 28,7%. La calidad crediticia también se comportó positivamente en un entorno complejo. La tasa de mora se redujo hasta el 2,6% en marzo (frente al 2,7% de diciembre) y se mantuvo por debajo de la media del sector. El resultado atribuido trimestral de Turquía creció un 45,7% interanual, hasta alcanzar los 160 millones de euros. En América del Sur, la actividad continuó creciendo, tanto en inversión crediticia como en recursos. El margen de intereses ascendió un 8,3% interanual, mientras que las comisiones se incrementaron un 20,5%. El buen comportamiento de ambas líneas explica el crecimiento del margen bruto del trimestre (+7% interanual). Los gastos avanzaron un 11% interanual, por debajo de la inflación en todos los países excepto en Argentina, lo que permitió que el margen neto registrara una subida del 3,5% con respecto al del mismo periodo del año anterior. En cuanto a la calidad crediticia, la tasa de mora cerró en el 3,3% y la cobertura se situó en el 96%. El área ganó 185 millones de euros entre enero y marzo, un 8,7% menos que en el mismo período de 2016.