El Ibex-35 terminó la sesión en negativo con un recorte del 0,27% hasta 14.016,40 puntos. Se dio la vuelta con la apertura a la baja de Wall Street donde no parecen convencer las palabras de Bernanke apuntando a que las turbulencias financieras se apaciguan. En nuestro país, los inversores han contado, en esta jornada, con una referencia macroeconómica relevante, el IPC de abril que creció un 1,1% con respecto a marzo. Una sesión en la que el Ibex se vio lastrado por dos de sus blue chips, Repsol ( -0,68%) –y que hoy presentó sus cuentas- y el Santander ( -0,57%) aunque los mayores descensos fueron para Acciona (-1,74%) que también publicó sus cifras. Telefónica e Iberdrola subieron en torno a un 1%. Signo dispar en el resto de las principales plazas europeas. En el mercado de divisas, el euro en los 1,55 dólares. Y, el precio del barril de petróleo tipo brent, por encima de los 122 dólares, en una jornada en la que la AIE volvió a recortar sus previsiones de demanda de petróleo para 2008.
El selectivo del continuo español terminó la sesión en negativo, con un recorte del 0,27% hasta 14.016,40 puntos. Un día en el que los inversores contaron con una referencia importante, el Índice de Precios de Consumo que experimentó un aumento del 1,1% en el mes de abril respecto a marzo. La tasa interanual bajó, eso sí, tres décimas, hasta en el 4,2%, registrando su primer descenso en siete meses. Un dato “malo” según el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, pese a que contiene algunos aspectos positivos como el mencionado en cuanto a la tasa interanual. Solbes, por cierto, ha dicho hoy que el Banco Central Europeo (BCE) podría abrir el debate de una posible bajada de tipos de interés a finales de año, después de que, previsiblemente, se hayan reducido las tasas de inflación. Signo dispar el que han registrado los blue chips en esta jornada. Protagonista del día, sin duda, la petroquímica Repsol que ha presentado sus cuentas en esta jornada. Obtuvo un beneficio neto de 1.212 millones de euros en el primer trimestre del año, un 36,5% más que en el mismo periodo de 2007, debido al incremento del precio de su cesta de crudos y a la buena marcha del negocio de gas natural licuado. Además ha anunciado que sacará a bolsa un 20% de YPF en septiembre y que, mantiene todas las opciones abiertas en Gas Natural, pero no reducirá su participación. Repsol terminó el día con un descenso del 0,68%. Por su parte, la operadora Telefónica– que mañana publicará sus cuentas correspondientes al primer trimestre del año- y que repartió hoy un dividendo de 0,40 euros por acción subió un 1%. El Santander, que ha confirmado que acudirá a la ampliación de capital de Sovereign Bancorp para mantener su participación la compañía cerró la sesión con una caída del 0,57%. El BBVA recortó un tímido 0,07%. Y la eléctrica Iberdrola se revalorizó un 0,94% después de conocer que será EDF la que puje en solitario por el 32,5% de British Energy, lo que le obligaría a lanzar una oferta por el resto de la compañía al mismo precio. Los mayores recortes fueron para la constructora Acciona que terminó la jornada con una caída del 1,74% después de anunciar que obtuvo un beneficio neto de 154 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 9,5% respecto al mismo periodo de 2007 y que ha mejorado su Ebitda un 164%. Le siguió en el ranking de los descensos el grupo de ingeniería industrial Técnicas Reunidas que también presentó sus cifras- ganó en el primer trimestre de este año 32 millones de euros frente a los 24 millones de enero-marzo de 2007, lo que supone una mejora del 35%-. Se dejó un 0,94%. A la baja también Abengoa (-0,27%) y el Popular (-0,36%). Por el lado de los repuntes, las mayores ganancias fueron para BME y Mapfre que se revalorizaron por encima del 1,70%, seguidas de Indra (+1,52%) y Sacyr (+1,19%) en un día en el que conocimos sus cuentas trimestrales. Obtuvo un beneficio neto de 205 millones de euros de enero a marzo, un crecimiento del 1% respecto a igual periodo de 2007, por la caída de las ventas del negocio promotor. Su filial Testa incrementó su beneficio neto un 5,3% más respecto al mismo período de 2007. Por su parte, Ferrovial que ha anunciado al cierre que registró en el primer trimestre un beneficio neto atribuible de 78,5 millones, lo que supone una caída del 82,5%-que se debe en parte a la negativa evolución del negocio constructor doméstico y del gestor aeroportuario británico BAA- y que, además, hizo hoy efectivo el pago de un dividendo de 0,77 euros por acción, terminó plano la sesión en 52,45 euros el título. Gráfico Ibex