Acciona obtuvo un beneficio neto de 154 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 9,5% respecto al mismo periodo de 2007. La cifra de negocio creció un 74% durante los tres primeros meses del ejercicio, hasta sumar 2.854 millones de euros, por la consolidación proporcional de Endesa, de la que posee una participación del 25,01%, y la favorable evolución de las divisiones de Energía, Servicios y otros negocios.
Las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) muestran un crecimiento de la cifra de negocio del 74%, hasta 2.854 millones de euros, en tanto que el beneficio bruto de explotación o EBITDA aumentó el 164%, hasta 636 millones. Acciona explica ambos incrementos en la integración proporcional de Endesa en sus cuentas, que aportó 1.292 millones a la facturación total (45,3% del total) y 405 millones al EBITDA (63,5%). Al margen de los ingresos aportados por Endesa, el principal negocio del grupo fueron las infraestructuras, que facturaron el 13,7% menos (818 millones de euros). Aunque este negocio se ha resentido, la cartera de obras públicas y edificación creció en el primer trimestre el 15,9%, hasta 6.065 millones de euros. Peor fue la evolución del área inmobiliaria, que facturó 70 millones de euros, el 38%. Por el contrario, los ingresos de la división de energía crecieron el 35,5%, hasta 341 millones, gracias al incremento del 23,1% de la capacidad eólica instalada y al aumento del precio medio obtenido por la energía eólica en el mercado. El resto de actividades de Acciona (el negocio de vinos, la gestora de fondos Bestinver y la sociedad General de Producciones y Diseño) generaron unos ingresos de 35 millones, el 6,7% más que un año antes. Deuda e inversiones A finales del primer trimestre la deuda financiera neta de Acciona ascendía a 18.743 millones de euros, el 5,3% más, lo que la compañía explica por la adquisición del 25,01% de Endesa y a la actividad inversora destinada al crecimiento orgánico de la compañía. Del endeudamiento total, 9.707 millones (47,3%) se corresponden con deuda con entidades de crédito con recurso a la compañía. Las inversiones del periodo ascendieron a 480 millones de euros, de los que la mayor parte, 216 millones, se destinaron a la división de energía, en tanto que otros 159 millones se corresponden con las inversiones realizadas por Endesa.