Ferrovial obtuvo un beneficio neto de 78,5 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 82,5% respecto al mismo periodo de 2007, informó hoy el grupo de construcción, servicios y concesiones. La compañía atribuyó la disminución del resultado a los menores resultados extraordinarios (pese a contabilizar los 179,4 millones de la venta de los activos comerciales de BAA), a la venta de activos, al descenso de ingresos y aumento de gastos de su filial de gestión de aeropuertos BAA, y a la menor facturación en el mercado constructor nacional.
La cifra de negocio cayó un 4,8% entre enero y marzo, hasta sumar 3.245,2 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 556,7 millones, con una caída del 12,4%. Ferrovial obtuvo el 63% de sus ingresos del mercado exterior, fundamentalmente en Reino Unido (39%) y Canadá y Estados Unidos (8%). La mayor actividad internacional, contribuyó, según el grupo, a "compensar parcialmente" el descenso de las ventas registradas en el mercado doméstico, fundamentalmente en el área de construcción. En concreto, la tradicional actividad constructora generó ingresos por 1.119,3 millones de euros hasta marzo, un 8,1% menos, arrastrada principalmente por el negocio en España, que cayó un 14,3%. Esta coyuntura se dejó notar también en la cartera de obras pendiente de ejecutar. Creció un 11% en el trimestre, hasta 9.281,2 millones, pero gracias a los contratos en el exterior, que se elevaron un 42,5%, dado que los conseguidos en España se redujeron en un 3%. Todo ello provocó que la división de servicios sustituyera a la de construcción como primera fuente de ingresos del grupo, dado que facturó 1.156,5 millones, un 3,4% más. Descenso de resultados de BAA En cuanto a la división de aeropuertos, integrada por el grupo británico BAA, redujo un 13,9% su facturación en el primer trimestre, hasta 733,1 millones. Esta rama aporta el 38% del total del resultado bruto de explotación y el 22% de los ingresos del grupo. Ferrovial explicó que este negocio se vio "muy afectado" por la evolución del tipo de cambio entre el euro y la libra, por las ventas de activos cerradas en los últimos años, y por el aumento de costes (+33%), fundamentalmente de seguridad y mantenimiento, derivados de la apertura de la nueva terminal T-5 del aeropuerto de Heathrow (Londres). La división de autopistas, por su parte, fue la que más creció, ya que facturó 255,8 millones, un 12,5% más. No obstante, en el primer trimestre del año el grupo que preside Rafael del Pino también logró reducir su deuda, concretamente en un 8,8%, que se situó en 29.177,4 millones de euros. Entre enero y marzo Ferrovial sólo ejecutó inversiones por 388,8 millones euros, que en su mayor parte se destinaron a comprar acciones propias, 59 millones en adquirir acciones de autocartera y 101 millones en hacerse con acciones de su filial de autopistas y aparcamientos Cintra.