Los principales mercados europeos han cerrado con caídas tanto por los descensos de volumen previos a las vacaciones de semana santa, así como por el aumento de las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y Corea. El Ibex 35 ha cerrado en 10.416 puntos, al ceder un 0,21%.

En la sesión Popular ha vuelto a ser la peor acción del Ibex 35 y vuelve a probar sus mínimos históricos al cotizar en 0,6620 euros por acción tras ceder de nuevo hoy más de un 9,67%. Un porcentaje incluso superior al que cedió el lunes, después de que el nuevo presidente de la firma, Emilio Saracho, dijera durante la Junta de Accionistas que el banco está abocado a una nueva ampliación de capital o a la venta. En lo que va de año, las acciones de Popular ceden un 25%. (Lo que más decepcionó de Popular es que no diera una cifra clara)

Aunque el resto de bancos españoles han continuado la sesión con caídas, lo cierto es que no han sido tan abultadas como las del Popular.

Tras el Poular, la peor acción de la sesión ha sido ArcelorMittal, que se ha dejado un 2,38%. Por el contrario, Gamesa ha subido un 3,55% convirtiéndose en el valor más alcista del martes. Técnicas Reunidas se ha apreciado un 2,68%. Entre las grandes, Santander ha cedido un 0,76, BBVA ha retrocedido un 0,30% y Telefónica ha terminado con alzas del 0,34%.

Precisamente hoy hemos conocido que Banco Santander y Banco Sabadellhan reducido su participación en Abengoa al vender de forma conjunta un 10,45% del capital de la sociedad sevillana. Una operación que se ha llevado a cabo en el marco de la reestructuración del grupo industrial y que culminó a finales de marzo y que obligó a los acreedores –entre ellos estas dos entidades- a canjear deuda por acciones.  

Tras esta noticia que muestra el desinterés de las entidades financieras en Abengoa, la empresa andaluza se deja en la sesión más de un 11%, que ha dejado los títulos en 0,015 euros y que sitúa las caídas desde enero en más de un 92%.

Repsol también ha cerrado la sesión con caídas de más de un 0,8% a pesar de conocerse que continúa mejorando sus datos de producción de petróleo y de gas gracias al aumento de los precios de estas materias primas. Eso a pesar de que los datos muestran una reducción de la producción de Repsol con respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto cerró el primer trimestre de este año con 694.000 barriles -20.000 menos que un año antes-.  Eso sí, esta cifra mejora con respecto a los últimos tres meses del año. Esta mejora se ha producido casi en exclusiva gracias a la aportación de los yacimientos en su unidad brasileña. “Repsol mejora la producción de petróleo en el primer trimestre

Durante la sesión también hemos conocido que Gas Natural Fenosa cierra una emisión de bonos por 1.000 millones de euros. Además, la gasista también ha realizado una permuta de las nuevas obligaciones por otras emitidas con anterioridad y que están en manos de Citigroup.

Por el contrario, las acciones de Adveo han cerrado con subidas de más del 3% tras conocerse que ha conseguido un aplazamiento del crédito sindicado con los acreedores hasta marzo del año que viene para poder sacar adelante una refinanciación de su deuda.

La compañía ha confirmado que “una vez reducida la deuda total de 309 millones de euros a 188 millones en los últimos 18 meses, ambas partes han comenzado a rediseñar la estructura del balance con el objetivo de poder acometer los retos de futuro que plantea el nuevo Plan Estratégico, que se presentará en torno al mes de mayo”.

Tampoco está siendo positiva la jornada en Estados Unidos, donde los inversores vuelven a temer por un posible conflicto con Corea del Norte, que ante la avanzadilla de la flota americana ha amenazado con una guerra nuclear, ni más, ni menos.

Cárpatos explica que además, hay que tener en cuenta que “se acercan las vacaciones y también hay un componente de recogida de beneficios”. En Wall Street Apple ha iniciado la sesión con pérdidas, lo que está afectando al sector tecnológico.

Cárpatos apunta que “para acabar de sumar en negativo, un fuerte indicador de sentimiento del mercado y de la situación de los activos de riesgo, el cruce del dólar yen, está teniendo pérdidas y atacando el soporte de la media de 200 semanas, por lo que una penetración de dicho soporte y aceleración de las pérdidas con revalorización de la moneda nipona, cancelaría todavía más operaciones que incluyan carry trade, lo que implica deshacer posiciones en activos de riesgo”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

“Blackrock apuesta más fuerte por la banca española y acierta... excepto en Popular”

Los bancos del Ibex, Popular sigue siendo la oveja negra