El Ibex 35 cierra la sesión de este martes plano, con un alza del 0,03% hasta los 9.183 puntos. El resto de índices europeos han cerrado la jornada con signo positivo, el Cac 40 francés se ha anotado un alza del 0,89%, el Dax 30 alemán un 0,64%, el Euro Stoxx un 0,58%, el FTSE Mib un 0,38% y el FTSE 100 de Londres un 0,26%. 

La sesión ha estado condicionada por las caídas del sector bancario, debido a que los analistas de Bank of America han recortado esta mañana el precio objetivo de las acciones de Banco Sabadell desde los 0,9 euros a los 0,6 euros, pasando con ello a recomendar vender los títulos de la entidad.

Banco Sabadell se ha dejado un 3,42%, IAG un 1,62%, Mapfre un 1,61%, ArcelorMittal un 1,6% y Banco Santander un 1,41%. El resto de bancos también ha corregido, casos como el de Caixabank que se ha dejado un 1,26%, BBVA un 1,1% y Bankia y Bankinter un 1,02%.

En cuanto a los valores más alcistas de la sesión cabe mencionar a Grifols con un repunte del 2,39%, Inditex con un 1,97%, Ferrovial con un 1,91%, Siemens Gamesa con un 1,61% y Amadeus con un 1,37%. Las acciones de la compañía textil que lidera Pablo Isla ha repuntado tras el informe negativo que lanzaron este lunes los analistas de Morgan Stanley, en el que redujeron su precio objetivo hasta los 20 euros por acción.

El Ibex 35 cierra plano pese al rebote de Inditex y Amadeus

En el mercado continuo, Bodegas Riojanas se ha anotado un alza del 11,31%, Berkeley un 5,18% y GAM un 4,38%, mientras que Amrest se ha dejado un 5,17%, Urbas un 4,05% y Deoleo un 3,9%.

A nivel macro económico, el Parlamento británico decidió anoche por un estrecho margen de 27 votos arrebatar el control del Brexit a la primera ministra, Theresa May, y a lo largo del miércoles la Cámara de los Comunes someterá a votación las diferentes opciones que están actualmente encima de la mesa para seguir adelante con el proceso.

Este miércoles, los diputados debatirán acerca de propuestas como un status similar al de Noruega, un nuevo referéndum o permanecer en la unión aduanera son algunas de las propuestas.

La cotización del euro se deja un 0,2% frente al dólar estadounidense hasta los 1,1293 dólares sesión a pesar de los datos peores de lo esperado ofrecidos hoy por la confianza del consumidor y por el sector de la construcción en el país.

Según los datos publicados hoy, los permisos de construcción registran una nueva caída del 1,6% en febrero respecto al mes anterior, hasta los 1,296 millones de licencias concedidas, y vuelven a situarse otra vez por debajo del nivel de los 1,3 millones de concesiones tras permanecer por encima de esta cota durante los tres meses anteriores.

Todo lo contrario sucede con el conocido como índice Case-Shiller de precios de la vivienda, que mide la evolución del mercado inmobiliario en 20 zonas metropolitanas de Estados Unidos y que registró en enero su noveno descenso mensual consecutivo.

Según muestran los datos publicados por Standard & Poor’s, el avance de los precios de las viviendas unifamiliares en estas 20 ciudades de referencia se desacelera hasta el 3,6%, frente al 4,2% registrado en diciembre, el 4,7% en noviembre y el 6,8% de marzo.

El mercado ya descuenta al menos un recorte de tipos de la Fed en 2019 y abre la puerta a más. Los inversores conceden más de un 60% de probabilidades de que los tipos de interés de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos acaben el año por debajo de sus niveles actuales.

La compañía pública China Aviation Supplies Holding ha decidido encargar finalmente a Airbus un pedido de hasta 300 aviones que tenía solicitado previamente a la estadounidense Boeing. Las acciones de Airbus que cotizan en el mercado continuo se han revalorizado un 1,4%.

La economía francesa creció el 0,3% en el cuarto trimestre del pasado año a pesar de los disturbios de los chalecos amarillos, con lo que el crecimiento de todo 2018 quedó en el 1,6%, una décima por encima de la estimación previa. Por su lado, el dato de GfK de confianza del consumidor en Alemania ha cerrado abril en 10,4 puntos, cuatro décimas menos que el mes pasado. Los niveles, sin embargo, siguen siendo elevados.