El Ibex35 vuelve a despedir los 6.500 puntos al cierre de la sesión. El selectivo de la bolsa española cedió un 3.3%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 6440 enteros. Una penalización que vuelve a colocar de nuevo el foco en los 5.500 puntos al calor de la falta de acuerdo en Europa – entre la creación o no de planes de contingencia por si Grecia sale del Euro- y con un mercado de divisas que lleva al euro a mínimos de dos años frente al dólar, en las 1.2578 unidades.
Toda la atención sobre la reunión "informal" de los líderes europeos esta tarde, aunque sin llegar a definir acuerdos comunes. De un lado, fuentes oficiales reconocen la posibilidad de crear planes de contingencia por si Grecia sale del euro. De otro, el presidente francés admitía no saber nada sobre estos planes. Con todo esto, el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker ya ha avanzado que no habrá cambios dramáticos en la cumbre aunque el crecimiento será el vértice de la misma.

¿Conclusión? siguen las dudas y la incertidumbre. Movimientos que se plasman en la renta variable europea y en el Ibex35 en particular. El selectivo español se deja un 3.3% y cotiza en los 6440 enteros. Tal y como informa Luis Francisco Ruiz, analista de estrategiasdeinversion.com “el selectivo español desarrolla un amplio tramo correctivo que lo lleva a alcanzar una de las mayores sobreventas de su historia, equiparable a la alcanzada en los mínimos de 2010-2011”. Una situación de mercado – admite en el artículo “Cartera de acciones. En el top ten de los extremos” – que calificamos de extrema y que puede acentuarse aun más.

Entre los valores más penalizados de la sesión, Sacyr Vallehermoso. La constructora perdió más del 10% al cierre de la sesión y marcó en los 1.53 euros su último precio. Le acompañaron algunas de sus homólogas: FCC perdió un 8.36%, hasta los 10.69 euros, mientras que Acciona descontó más del 3%, hasta los 45.20 euros.

Y pocos pasos, uno de los grandes. Telefónica se dejó más del 4.9% en la sesión y cerró en los 9.50 euros. Y con ella, el resto de pesos pesados. BBVA, consigue estabilizarse después de establecer un nuevo mínimo anual en los 4.65 euros, explica Ruiz en una de sus estrategias sobre el valor. Los títulos hoy pierden más del 4% y marcan en los 4.81 euros su último precio. Algo más livianas fueron las pérdidas acumuladas por Banco Santander. La entidad que preside Emilio Botín cerró la sesión en los 4.48 euros, tres descender más del 3% en la sesión.

Y con ellos, el resto de bancos. Banco Popular retrocedió un 2.06% - hasta los 1.91 euros. Banco Sabadell descontó más del 1.8% de su cotización, hasta los 1.48 euros, mientras que Bankia apenas retrocedió un 1.4% y marcó en los 1.70 euros su último precio. Caixabank por su parte perdió en torno a un 1.7%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 2.27 euros.

Entre los valores que menos perdieron en la sesión – porque ninguno consiguió cerrar en positivo, estuvieron Mediaset, con caídas de más del 0.2% e Inditex, que vio recortar el precio de su cotización en un 0.89%, hasta los 6779 euros.