La renta variable española amanece con ganas de atacar la cota de los 14.900 puntos, bajo la que se ha replegado en los últimos días. Los niveles récord alcanzados por el Dow Jones y el Nasdaq en Wall Street – apoyados por la unanimidad mostrada en las últimas actas de la FED a favor de la rebaja de tipos en medio punto- están detrás de este buen tono. El Ibex 35 suma un 0,10 por ciento y se coloca en los 14.876 puntos en un día con Banesto como protagonista, al presentar una mejora del 13,3 por ciento en su beneficio hasta septiembre, y con los inversores pendientes del debut en bolsa de Criteria. El resto de plazas europeas comienzan también en positivo. En el mercado contínuo Astroc ha sido suspendida de cotización.
La bolsa española comienza el día en positivo, animada por los nuevos máximos en Wall Street, donde los inversores celebraron la unanimidad mostrada por los miembros de la FED a la hora de decidir bajar el precio del dinero en EE.UU en su última reunión. Con este impulso, y a pesar de que Alcoa ha ganado un 3,3 por ciento menos de lo previsto, los inversores españoles se dejan llevar por el optimismo y toman el camino de las compras. El dinero llega sobre todo a Gamesa, que lidera los repuntes del Ibex 35 al sumar un 1,7 por ciento, seguido de varias compañías del sector constructor. Es el caso de Ferrovial o FCC que suman por encima del punto porcentual. Iberia y Sogecable también se colocan entre los mejores, al igual que el BBVA. Iberia y Sogecable La aerolínea repunta un 0,9 por ciento en medio de las noticias en torno a la oferta que prepara un grupo de empresarios españoles liderados por Javier Salas sobre la compañía. Hoy se publica que el Santander podría diseñar y financiar la operación -junto a Caja Madrid- que prepara un grupo de empresarios españoles liderados por Javier Salas. Los títulos del Santander suman un tímido 0,07 por ciento. Sogecable se coloca también en los primeros puestos de la tabla, al sumar un 1,04 por ciento. La compañía celebra que la justicia haya fallado a su favor en el contencioso que mantiene con Mediapro por la retransmisión de los partidos de fútbol. En el lado opuesto, en el de los retrocesos se colocan tan sólo dos compañías: Colonial y Telecinco, aunque lo peor es para la primera, que cede tan sólo un 0,2 por ciento.