La renta variable española amanece sin ánimo de reaccionar tras las últimas caídas, con lo que el Ibex 35 se deja un 0,53 por ciento hasta los 13.775 puntos. Una caída que obvia el cierre al alza del Nikkei y de Wall Street anoche, gracias al repliegue del precio del crudo y a una mejoría del mercado laboral estadounidense. El futuro del petróleo ligero estadounidense se paga en la apertura a 131,72 dólares y el dólar sigue débil. El cambio euro/dólar se coloca en las 1,5708 unidades en el mercado de divisas en un día en el que tanto Londres como París y Francfort comienzan en negativo.
La evolución del petróleo – catalizador de las últimas caídas en el mercado- se ha moderado desde los máximos de 135 dólares hasta el entorno de 131 y eso tranquiliza un poco a los inversores. También el mercado laboral estadounidense ha dado señales positivas, registrando un descenso de 9.000 solicitudes de beneficios por desempleo hasta las 365.000 inscripciones, contra 372.000 esperadas por los analistas. Pero se trata de referencias que, de momento, no sirven para apuntalar un rebote de las bolsas y tras los titubeos iniciales, la renta variable española toma de forma clara el camino de las ventas. Los grandes a la baja Los pesos pesados tiran a la baja del Ibex 35 con el como más castigado. Cede un 0,66 por ciento en los primeros compases del día mientras que su gran competidor, el BBVA cede un 0,41 por ciento. La entidad, que controla el 15 por ciento del CITIC International Financial Holdings (CIFH) y el 5 por ciento del banco chino CITIC Bank, ha señalado que se encuentra en la fase final de las negociaciones para doblar su participación en ambos grupos financieros chinos. Los retrocesos para Telefónica bajan un 0,11 por ciento, mientras que Iberdrola recorta un 0,6 por ciento, después de que el banco de inversión ING haya bajado la recomendación de la eléctrica de comprar a mantener. La petrolera Repsol cede un 0,11 por ciento, pero son las acciones de Acerinox las más castigadas por las órdenes de venta de los inversores en el apertura. La compañía cede un 1,79 por ciento, mientras que Abertis baja un 1,55 por ciento, después de que Lehman Brothers haya rebajado su consejo sobre la concesionaria de autopistas de sobreponderar a infraponderar. La recogida de beneficios se ceba también con Técnicas Reunidas al ceder un 1,5 por ciento, mientras que FCC se deja un 1,37 por ciento, tras recibir una rebaja de 'comprar' a 'vender' por parte de Deutsche Bank. La firma también ha rebajado el precio objetivo de 46,5 a 42 euros, tras mencionar una exposición excesiva en el mercado inmobiliario español. Más moderados son los retrocesos en Acciona reacciona con un descenso del 0,21 por ciento al anuncio de que Credit Suisse ha iniciado su cobertura sobre la compañía en desempeño superior al mercado. La misma firma ha iniciado su cobertura sobre Endesa con el mismo consejo. Sin embargo, los títulos de la eléctrica reaccionan con alzas y, de hecho, es la mejor compañía del Ibex 35 en la apertura, con alzas del 1,58 por ciento. Más de un 1 por ciento rebota Telecinco, mientras que Grifols añade un 0,37 por ciento de subida al excelente comportamiento anual que acumula.