El gobierno pronostica que los precios no sufrirán, previsiblemente, efectos "relevantes" de segunda ronda, aunque no se producirá una moderación de las tasas de inflación hasta el segundo semestre de 2008. El Ministerio de Economía y Hacienda asegura que el aumento de los precios de consumo es "transitorio y exógeno", ya que se debe a "notables subidas" de los precios internacionales de determinadas materias primas, como el petróleo y los cereales.
En un comunicado, el departamento que dirige Pedro Solbes añade que es "previsible" que la inflación "pueda moderar" en el segundo semestre del año que viene. El Ministerio reacciona así al último dato sobre el Indice de Precios de Consumo (IPC), que ha aumentado siete décimas en noviembre, lo que eleva la tasa interanual al 4,1%. Economía también destaca el hecho de que la inflación subyacente -que excluye del índice general los precios de los alimentos frescos y la energía- haya aumentado "de forma moderada" respecto a octubre, "lo que no hace prever efectos relevantes de segunda ronda". La inflación subyacente sitúa su tasa interanual en el 3,2%, debido sobre todo al aumento de los precios de la alimentación elaborada. Los carburantes y los combustibles, culpables Economía recuerda que los carburantes y los combustibles se han encarecido un 13,4% en el último año, mientras que los alimentos elaborados, las bebidas y el tabaco lo han hecho en un 7%, y los alimentos frescos el 4,9%. En cuanto a las subidas mensuales, el Ministerio destaca los incrementos del 3,2% en el vestido y el calzado y del 1,4% en el transporte, así como del 0,9% en los alimentos y bebidas no alcohólicas. Economía recuerda por otra parte que el INE también ha publicado el IPC armonizado -medido de igual forma en todos los países de la zona euro-, que se situó en el 4,1% interanual, con lo que el diferencial de inflación con el área de la moneda única es de 1,1 puntos, si se confirma hoy el flash publicado por Eurostat