El Índice de Precios de Consumo (IPC) experimentó un incremento de siete décimas en noviembre respecto al mes anterior, lo que situó la tasa interanual en el 4,1%, la cota más alta desde enero de 2006, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En lo que va de año, la inflación acumula un aumento del 3,8%.
La inflación subyacente, aquella que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborado, se situó en el 3,2% en tasa interanual, una décima más. Por su parte, el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en noviembre en el 4,1% interanual, cinco décimas más que en el mes de octubre. El aumento de siete décimas de la inflación mensual se debió principalmente al incremento del grupo de vestido y calzado, que aumentó un 3,2%, al recoger los últimos efectos de la entrada de la temporada de invierno, y al aumento del 1,4% de los precios del transporte. El dato es negativo y supera en una décima las previsiones de los analistas que auguraban que se situaría en el 4% interanual y del 0,7%.