La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que las reformas del Ejecutivo y la "fortaleza" de la economía española han evitado que los "altísimos" precios del petróleo se trasladen al conjunto de los bienes, es decir, que se produzcan efectos de segunda ronda. En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega, reaccionó así tras conocer el último dato sobre el Indice de Precios de Consumo (IPC), que aumentó siete décimas en noviembre, lo que elevó la tasa interanual al 4,1%.
La vicepresidenta subrayó que el Ejecutivo continúa "preocupándose y ocupándose" por esta situación, con un seguimiento "riguroso y puntual". Además, señaló que el dato de noviembre era "esperado", dada la escalada que se ha venido produciendo en el precio del petróleo, y añadió que se trata "de un repunte que afecta a todos los países". Fernández de la Vega afirmó que los expertos prevén que está situación será "transitoria" y que se reconducirá en el segundo semestre del próximo año.